Don Fernando en la memoria el próximo 25 de noviembre:

A dos años de su Pascua, jóvenes de Atacama recuerdan a Monseñor Fernando Ariztía

A pocos días de que se cumplan dos años del fallecimiento del recordado Obispo emérito de Copiapó, Monseñor Fernando Ariztía, los jóvenes de Atacama organizaron una caminata para homenajear su memoria y recoger el legado que dejó a las nuevas generaciones.

 
Sábado 19 de Noviembre de 2005
El asesor diocesano de la Pastoral Juvenil, Padre Francisco Javier Medina, señaló en su invitación a toda la juventud de Atacama, que “Don Fernando destacó por la gran calidad humana, su capacidad de liderazgo, su opción por la vida y su profunda fe en Cristo”. Agregó que los jóvenes deben ver en él “un ejemplo para continuar su gran labor por crear un clima nacional de paz y justicia, con dignidad y un lugar de protagonismo para todos”

La caminata comenzó a las 9.30 horas del sábado 19 de noviembre, en el Santuario Nuestra Señora de la Candelaria, donde se reunieron delegaciones de jóvenes de toda la región, incluyendo las provincias de Huasco y Chañaral. Ambas, más la delegación local, sumaron alrededor de 600 jóvenes.

El programa contempló la salida de los jóvenes del Santuario para caminar hasta la Catedral de Copiapó. Este inicio fue muy especial, ya que, pese a que estaba previsto sólo para la tarde, el cantante Fernando Leiva quiso interpretar para los jóvenes sus temas más conocidos, como “Aclaró” y “Tres cosas tiene el amor, cantos que fueron acomapañdos por las voces de todos los presentex.

El envío de esta caminata lo realizó el Padre Aquiles Altamirano, Vicario General de la diócesis, y el asesor diocesano de la Pastoral Juvenil, Padre Francisco >Javier Medina. El recorrido comenzó a la salida del templo, para continuar por el callejón Diego de Almagro, la Avenida Los Loros hasta Francisco de Villagra, el pasaje Los Placeres, calle Lastarria, avanzando por la Población Diego de Almagro hasta tomar calle Salas, luego Los Carrera para finalizar en el templo Catedral. Durante la caminata, los jóvenes vivieron los distintos momentos de la celebración eucarística, a través de diversas estaciones en distintos puntos del camino.

Una vez en la catedral, alrededor de las 13.00 horas, tuvo lugar la homilía, la oración universal, el ofertorio y la acción de gracias.

Por la tarde, los jóvenes se dirigieron al Parque El Pretil donde almorzaron y realizaron con actividades recreativas, las que incluyeron la compañía de Fernando Leiva, quien volvió a compartir con los jóvenes su talento y la alegría de sus canciones. La bendición final y despedida se realizó en el Parque, alrededor de las 19.00 horas, momento en que los asistentes retornarán a sus hogares.

Fuente: Comunicaciones Copiapó
Copiapó, 19-11-2005