Te Deum de Arica en Tacna 2015

Siguiendo una hermosa tradición entre países hermanos, este martes 15 de septiembre se realizó en la catedral de la vecina ciudad de Tacna-Perú, una Eucaristía y Te Deum en acción de gracias por los 205 años de vida republicana de Chile en el marco de estas fiestas patrias.

 
Miércoles 16 de Septiembre de 2015
Ver Galería
La eucaristía se realizó con presencia de autoridades civiles, uniformadas y diplomáticas de las ciudades de Arica y Tacna, transformándose en una ocasión propicia para estrechar y fortalecer los vínculos fraternos entre dos pueblo vecinos. Esta solemne celebración estuvo presidida por Monseñor Marco Antonio Cortez Lara, Obispo de Tacna y Moquegua, en compañía de una delegación de la Iglesia Diocesana de Arica en representación de Monseñor Moisés Carlos Atisha Contreras, quien en esta ocasión no pudo asistir por encontrarse fuera del país. El Pbro. Daniel López, Vicario General; el Pbro. Santiago Sharp, Vicario Pastoral, y los presbíteros diocesanos Mario Maldonado, Andrés Sharp, junto a los Padres Beto y Camilo de la comunidad escalabriniana, se hicieron presente llevando el mensaje de su pastor a los chilenos residentes en la ciudad de Tacna-Perú.

El Obispo de Arica en su homilía, leía por el Vicario General de la Diócesis, señaló: “Hoy más que en otros tiempos, los discípulos del Señor de Galilea estamos llamados a ser constructores de vínculos y relaciones que se fundan en la sólida convicción, que lo que se encamina hacia la paz, el diálogo y la colaboración, es lo que causará un testimonio de evangelio creíble, la Iglesia y la sociedad tiene necesidad de esta profecía, lo que constituye una gran mesa redonda y casa común, que se aleja de discursos ideológicos y es capaz de transmitir la vida plena que ese evangelio ofrece”.

Siguiendo con su reflexión, Don Moisés reflexionó sobre la actual crisis que vivimos: “Nuestra Patria pasa por una nueva crisis moral, que se ve reflejada en las situaciones de corrupción en algunas de las esferas que forman nuestra institucionalidad, el debilitamiento de valores fundamentales, como el derecho a la vida, se tranzan pensando en una supuesta modernidad, la pérdida del sentido del trabajo bien hecho y de un estilo de vida austero, han dado paso a la especulación y el exhibicionismo exagerado de los bienes, incluso cuando se quiere ayudar materialmente, son los signos que hoy brillan con luz propia. Como comunidad eclesial, tampoco hemos estado todo lo que el evangelio nos impulsa, en ocasiones nos ha ganado la comodidad y nos hemos acomodado a la rutina”.

También puso énfasis en los grandes desafío del presente, diciendo: “Cuando en este mes celebramos 205 años del comienzo de nuestra vida independiente y republicana, tenemos delante nuestro una gran oportunidad,… nosotros desde la razón y la conciencia de ser creados a imagen y semejanza de Dios, podemos no solo denunciar una realidad que no ayuda a construirnos como nación, sino que contamos también con un proyecto, que lleno de sentido, nos puede hacer dar un salto significativo, para que Chile y cada uno de los que le componemos, podamos ser ciudadanos y protagonistas de una hazaña, hacer de él una nación que brille en el escenario planetario, principalmente por la calidad de vida fraterna y digna, donde todos tienen lo que necesitan y a nadie les falte lo que es justo para que su dignidad se vea afectada. Las crisis son oportunidades, no dejemos de aprovechar esta”.

Al término de la celebración el Cónsul General de Chile en la ciudad de Tacna, Sr. Gustavo Díaz Hidalgo ofreció un vino de honor para todos los presentes en las dependencias del consulado en Tacna.

Fuente:Depto. de Comunicaciones del Obispado de Arica


Arica, 16-09-2015