Iglesia de Arica celebra 30 años como Diócesis

En una emotiva celebración a los pies del Histórico Morro de la ciudad, se celebró la Eucaristía en conmemoración de los treinta años de la Iglesia como Diócesis en San Marcos de Arica.

 
Martes 30 de Agosto de 2016
Ver Galería
Las distintas Comunidades, Movimientos y Colegios se dieron cita en esta celebración Diocesana para dar Gracias a Dios por este tiempo significativo que estamos viviendo. Junto a nuestros Pastores y Laicos, todo el pueblo de Dios hizo alabanzas al Padre manifestando la alegría que por estos días se han estado realizando.

“Nuestro Obispo ha querido convocarnos en un lugar significativo para la ciudad, ha respondido al llamado del Papa Francisco que nos invita a una Iglesia en Salida, y es por ello que la celebración de la Misa se realizó en este lugar que congrega a tantos Ariqueños, pues la celebración de los treinta años de nuestra Iglesia en Arica nos corresponde festejar a todos”, testimonio realizado por el seminarista de la Diócesis.

La Diócesis de San Marcos de Arica inicia su existencia como tal desde que el recordado san Juan Pablo II, mediante la Bula “Qua tenemur graviter”, la crea un 29 de Agosto de 1986, siendo así su primer Obispo Mons. Ramón Salas Valdés sj. Durante los años siguientes le sucedieron en el cargo Mons. Renato Hasche Sanchez sj., y Mons. Héctor Vargas Bastidas sdb. En nuestros tiempos el Papa Francisco ha nombrado como Obispo a Mons. Moisés Atisha Contreras.

La Iglesia Ariqueña, sin embargo, hunde sus raíces siglos atrás, cuando un grupo de Frailes Dominicos que acompañaban a Diego de Almagro, toman posesión de esta tierra, celebrando la primera Eucaristía a los pues del Morro en la Fiesta de San Marcos Evangelista (25 de Abril de 1536). En la historia de la Iglesia en Arica, la comunidad cristiana ha pertenecido a la Diócesis del Cuzco, de Sucre, de Arequipa (cuando el territorio no era de nacionalidad Chilena), a la Vicaría Castrense de Chile y, por último, a la Diócesis de Iquique, de la que se desmembró el año 1959 por decisión de san Juan XXIII mediante la Bula “Quibus a Deo” que la había transformado en Prelatura.

Fuente: Departamento de Comunicaciones Obispado de Arica
Arica, 30-08-2016