Jornada mundial por la Paz en Punta Arenas

En una Eucaristía en la Iglesia Catedral el lunes 31 de diciembre, la Iglesia de Magallanes distinguió a doña Sylvia Vera Pérez y don Manuel Suárez Arce con el premio por la paz año 2018.

 
Martes 01 de Enero de 2019
Ver Galería
El lema de este año fue: “La política al buen Servicio de la Paz”. Ese es el mensaje del Papa en el inicio del año nuevo 2019. Y, en consonancia con el mensaje, la Iglesia de Magallanes, cada año distingue a personas o instituciones que han servido a la paz desde esa vocación particular, y por ello ha pensado en dos políticos, ex gobernadores de las provincias de Tierra del Fuego y Ultima Esperanza: Sylvia Vera Pérez y Manuel Suárez Arce.
Don Manuel por motivos de salud recibió el premio en la ciudad de Puerto Natales.

En su homilía el padre Obispo Bernardo Bastres Señalo: “Celebrando el último día de este año, de acuerdo a una tradición muy nuestra, que nace del reconocimiento a la mediación Papa, que logró el tratado de “Paz y Amistad” entre Chile y Argentina. Cada año destacamos la Jornada Mundial por la Paz, cuyo tema esta vez es: “La buena política está al servicio de la paz”

En este contexto, hemos conferido este año el “premio de la Paz, Papa Juan XXIII”, a dos políticos, que se han destacado por su servicio generoso hacia nuestra región, de manera especial en Puerto Natales y Porvenir. Ellos son:
Sr. Manuel Sabino SUÁREZ ARCE, quien ha sido un destacado servidor público, hombre de gran creatividad, empresario, escritor, por allí dicen que “lo sabe todo”. En el gobierno de Don Patricio Aylwin, lo nombra gobernador, cargo que ejercerá por 4 años. Ha recibido la distinción de Hijo Ilustre de la Municipalidad de Puerto Natales y de Ciudadano Ilustre de la Región de Magallanes y Antártica Chile
Sra. Sylvia VERA PÉREZ, se ha distinguido por su amor incondicional a Tierra del Fuego, en especial a Porvenir. El presidente Don Patricio Aylwin, la nombra gobernadora, cargo que volverá a ejercer en el gobierno del presidente Eduardo Frei Ruiz Tagle. Entre medio será alcaldesa de Porvenir por 8 años. Ha recibido la distinción de ciudadana ilustre por la Municipalidad de Porvenir.

La Paz, es un don que da Jesús a sus discípulos y que invita a que ellos lo entreguen cada vez que visiten alguna casa: “cuando entréis en una casa, decid primero: “Paz a esta casa”. Y si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros” (Lc 10,5-6).
Para el político, la invitación que nos hace Jesús en Marcos, es el motivo de su actuar: “quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos” (9,35). Como subrayaba el Papa san Pablo VI: “Tomar en serio la política en sus diversos niveles ?local, regional, nacional y mundial? es afirmar el deber de cada persona, de toda persona, de conocer cuál es el contenido y el valor de la opción que se le presenta y según la cual se busca realizar colectivamente el bien de la ciudad, de la nación, de la humanidad”.

En efecto, la función y la responsabilidad política constituyen un desafío permanente para todos los que reciben el mandato de servir a su país, de proteger a cuantos viven en él y de trabajar a fin de crear las condiciones para un futuro digno y justo. La política, si se lleva a cabo en el respeto fundamental de la vida, la libertad y la dignidad de las personas, puede convertirse verdaderamente en una forma eminente de la caridad.
En ellos, se han plasmado “las bienaventuranzas del político”:

Bienaventurado el político:
• que tiene una alta consideración y una
• profunda conciencia de su papel.
• cuya persona refleja credibilidad.
• que trabaja por el bien común y no por su propio interés.
• que permanece fielmente coherente.
• que realiza la unidad.
• que está comprometido en llevar a cabo un cambio radical.
• que sabe escuchar.
• que no tiene miedo.

Hoy, en ambas personas: Sr. Manuel Suárez y Sra. Sylvia Vera, hemos concretado el lema de la Jornada Mundial de la Paz: “La buena política está al servicio de la paz”. Concluyó.

Al finalizar la Eucaristía acompañaron a doña Sylvia los galardonados de años anteriores. Como signo por la Paz el obispo Bernardo Bastres y la galardonada hicieron sonar las campanas de la Iglesia Matriz que nace del reconocimiento a la mediación del Papa Juan Pablo II, que logró el tratado de “Paz y Amistad” entre Chile y Argentina. Y en donde todos los días al mediodía tocan las campanas de la Catedral de Punta Arenas y la Catedral de Rio Gallegos en Argentina como signo de paz y amistad.

Fuente: Comunicaciones Punta Arenas
Punta Arenas, 01-01-2019