Jóvenes de Concepción peregrinan a la JMJ en Panamá

Un numeroso grupo de jóvenes, de distintas parroquias y movimientos de la arquidiócesis de Concepción, peregrinará hasta Panamá, para participar en la XXXIV Jornada Mundial de la Juventud, a realizarse entre el 22 y 27 de enero. A dicho encuentro asistirá el Papa Francisco.

 
Viernes 11 de Enero de 2019
Ver Galería
En ese contexto, la Vicaría de Pastoral Juvenil organizó la celebración de una Misa, que presidió el padre Mauricio Aguayo, en la parroquia del Sagrario, el jueves de esta semana, con la presencia de numerosos peregrinos, quienes recibieron la bendición y envío y, al final de la Eucaristía, se les regaló un gorro verde, que los identificará en el encuentro.

En su homilía, el padre Mauricio entregó un motivador mensaje y reflexión. “A todos los jóvenes que tienen la posibilidad de ir a la Jornada Mundial de la Juventud, a encontrarse con el Papa Francisco en un contexto, particularmente el de Chile tan adverso y difícil, eso que ustedes van a vivir personalmente y va ser sostenido por la oración de todos quienes nos quedamos, en esta diócesis, va a tener frutos importantes si todos nos decidimos vivir esa experiencia de la lógica de lo cotidiano y lo normal. Es decir, al volver incorporamos esa experiencia para vivirla en la normalidad de la vida, ahí, donde siguen estando los pobres que esperan el anuncio de la Buena Noticia; ahí, donde siguen estando los cautivos que necesitan ser liberados; ahí, donde están los oprimidos, que anhelan libertad, en medio de nuestra realidad, sino, va a pasar una especie de sorteo, que me tocó la posibilidad”.

Añadió que “el Señor Jesús los invita a que sea una experiencia que les ayude a transformar el mundo. ¿Cuál es la esperanza que tiene el Papa Francisco de los jóvenes? Estar conectados con Cristo. Incluso dio una contraseña ¿Qué haría Cristo en mi lugar? Tengámoslo presente. El Papa está pidiendo, particularmente, a los jóvenes, que la conexión con Cristo no se pierda, porque es ahí donde se puede transformar el mundo. Jesús lo hizo, transformó la realidad, porque su conexión con el Padre Dios fue permanente. Es lo que tiene que suceder en ustedes, a quienes el Papa ha desafiado a que se atrevan a hacer “líos”. Y en nuestra Iglesia, hoy, tenemos dificultades muy profundas de cómo conducirla. Ustedes tienen que sacar la voz desde Cristo, pero eso no se improvisa, porque si no tengo nada que decir desde Cristo, evidentemente puedo ser una especie de “chicharra”, pero no una voz que convoque. Por lo tanto, conozcan a Cristo”.

Algunos de los jóvenes confidenciaron que para lograr el objetivo de llegar a la JMJ, debieron realizarse grandes de esfuerzos y poder conseguir los recursos para el viaje. Daniela Reyes, de la comunidad de la parroquia Ascensión del Señor, del Barrio Norte, contó que “han sido dos años de preparación para reunir el dinero y, al mismo tiempo, hemos tenido un buen acompañamiento pastoral. Nos ha costado, pero lo vemos como un regalo de Dios y estamos muy contentos. Somos jóvenes que nos identificamos con Cristo y queremos transformar el mundo”.

Samuel Espinoza es un joven que en 2013 tuvo la oportunidad de ir a la Jornada en Brasil. “Estoy muy contento, porque desde el principio no tenía posibilidad de ir nuevamente, ahora a Panamá, por el tema de los recursos, pero trabajé duramente con mi grupo y estoy muy feliz. Me anima ir a Panamá para estar con el Papa Francisco, que tuve la oportunidad de verlo en Temuco, el año pasado”, añadió.

Fuente: Comunicaciones Concepción
Concepción, 11-01-2019