Parroquia Nuestra Señora del Carmen de Osorno tiene nuevo Administrador

El padre Andrés Mauricio Bello Araya asumió este domingo, 27 de enero, la administración parroquial del templo dedicado a la Patrona de Chile, con la celebración de una alegre y solemne eucaristía presidida por el Vicario General de la Diócesis de Osorno, padre Rudolf Bornschien Kalusche.

 
Lunes 28 de Enero de 2019
Ver Galería
Con gran alegría los fieles de la parroquia Nuestra Señora del Carmen, se congregaron en torno al Altar para celebrar la llegada del nuevo Administrador Parroquial y despedir con emoción y aplausos al padre Francisco Triviño, quien por casi 10 años estuvo al servicio de esta comunidad.

En la oportunidad, el padre Mauricio recibió de manos de su antecesor, las llaves del templo en un momento simbólico donde el padre abre las puertas de su nuevo lugar de misión, posteriormente también se le entregó la casulla, que representa el compromiso y el servicio que prestará a esa porción del Pueblo de Dios que le fue encomendado.

“Recibo esta misión con mucha gratitud, y quisiera decirles las mismas palabras que le dije a la primera comunidad, cuando me ordené, imagínense son 17 años de formación y 18 de sacerdote. Mi petición en ese minuto fue muy simple, ayúdenme ustedes a ser un buen cura”. Mientras que el padre Triviño, emocionado por el cariño de la comunidad que deja, solo tuvo palabras de agradecimiento por todo el apoyo recibido en estos años de trabajo y servicio a los demás.

Por su parte, el Padre Rudolf invitó a la asamblea a pedir “al Eterno Padre por ambos sacerdotes, para que sean los pastores que representen a Jesús en medio de ustedes, siempre escuchándolo a Él, porque nosotros, también necesitamos escucharlo, también somos feligreses, sus Palabras también nos interpelan. Por eso pidamos a Dios decir siempre sí a lo que nos pide, y fortalecer nuestro llamado específico que cada uno tiene”.

Mensaje del Vicario General de Osorno
En su homilía, el padre Rudolf Bornschein, resaltó que en estas últimas semanas la Iglesia nos guió a un profundo conocimiento de quién es Jesús, desde la anunciación, pasando por el Nacimiento del Niño Dios, la Epifanía del Señor, su bautismo en el Jordán, su primer milagro en las Bodas de Caná, “ahora, desde el domingo pasado Jesús empezó a manifestar su gloria, y hoy sentado en el templo, en la Sinagoga, como hoy estamos aquí en la parroquia del Carmen, Jesús busca un texto muy corto, lo lee y al final dice: Hoy se ha cumplido esta Escritura”.

“Este pasaje, lo anunciaron todos los profetas. Hoy, somos nosotros quienes estamos sentados en el templo y es a nosotros a quienes nos dice Jesús: todo lo que se anunció con mi Palabra, ya está cumplida mi misión, y ustedes que están escuchándome, saben que se cumplió. Pero hoy cómo escuchamos este mensaje, cómo lo hacemos vida”, añadió el padre Rudolf.

Y continuó; “Todos hemos sido llamado para algo, a todos nos llamó por el nombre para encomendarnos una misión en este Cuerpo que formamos todos los bautizados. Todos somos útiles en la comunidad, porque todos tenemos un don, y es lo que nos pide descubrir hoy en su Evangelio a quienes tenemos los ojos puestos en Él, para que nos diga nuevamente: todo está cumplido”

“Ahora nos corresponde a nosotros hacerlo realidad, a concretarlo en nuestras vidas. La celebración de la Eucaristía no es simplemente una cosa social”, dijo el padre y afirmó que “El Señor nos convoca para escucharlo, escuchémoslo entonces y vivamos su mensaje. Así como el padre Mauricio y el padre ¨Pancho¨, que escucharon la voz de la Iglesia y se pusieron al servicio de la comunidad”.

Fuente: Comunicaciones Osorno
Osorno, 28-01-2019