En el día de la presentación del Niño Jesús en el Templo

Emotiva y Alegre Fiesta de la Candelaria vivieron peregrinos en Misión Rahue de Osorno

Miles de fieles, junto a la imagen de la Virgen de la Candelaria, recorrieron el entorno del Santuario al son de los cantos y los vítores de alabanzas a la Virgen María y al Señor Jesús, en medio de los aplausos y la emoción de fieles devotos que llegaron hasta el Santuario en Misión Rahue para vivir su fe en la fiesta mariana más grande de la Diócesis de Osorno.

 
Domingo 03 de Febrero de 2019
Ver Galería
Más de 20 mil peregrinos llegaron para acompañar los distintos momentos de esta fiesta religiosa, en que los cristianos católicos, muchos de ellos en familia, se reunieron en torno a la Madre de Cristo para darle gracias por todo el bien y las bendiciones recibidas durante el año, o pedir su intercesión en los problemas y conflictos que se encuentran viviendo.

El día se inició a las 4.30 horas, cuando los fieles devotos se congregaron en la gruta de Nuestra Señora del Lourdes para iniciar su peregrinación hacia el santuario, cuyas puertas se abrieron a las 6.30 horas para recibir a quienes caminaron en oración y con cantos más de 10 kilómetros hasta el Santuario Nuestra Señora de la Candelaria.

Desde ese momento las diversas celebraciones no se hicieron esperar, y se iniciaron una vez sacada la imagen de La Candelaria hasta el costado del altar, donde las personas prendieron velas, llevaron flores y elevaron sus oraciones con la emoción de volver hasta la casa de la Madre, quien acoge siempre a sus hijos peregrinos con amor y misericordia.

En dicho lugar, los caciques de la zona, junto a sus bandas expresaron su devoción y respeto por María, también madre de los fieles peregrinos. En la oportunidad Antonio Alcafuz Canquil, Lonco de Huata Huincul, agradeció la presencia de los peregrinos y dijo que “por todos los años, tenemos que estar al lado de nuestra Madre Candelaria que nos bendice a todos a quienes hemos venido y nos encontramos aquí en Misión de Rahue”.

Inmediatamente después, se dio inicio a la eucaristía central donde el Administrador Apostólico de Osorno, obispo Jorge Concha Cayuqueo comenzó la santa misa con el saludo a la asamblea “Queridos hermanos y hermanas, Mari mari peñi, mari mari lamngen, y bienvenidos a todos”, e hizo memoria de este día en que también la Iglesia recuerda que “40 días después del nacimiento, María José y el Niño, fueron al Altar, a la purificación, como estaba establecido en los ritos del pueblo”.

Y durante su homilía señaló que del mismo modo como Simeón anhelaba encontrarse con el Salvador, también “nosotros queremos esa salvación de tantas cosas: enfermedades, dolores, aflicciones, tristezas, de problemas complicados que son parte de la vida. El Señor Jesús viene, y así es reconocido en esta fiesta de un modo especial, como la luz para todos los pueblos, y para cada uno”.

Esa luz, “la necesitamos todos, sobre todo en tiempos difíciles, personales comunitarios, sociales en general. La luz de Jesucristo nos hace ver mejor la realidad y también las propias responsabilidades. Que la luz que es el Señor ilumine nuestro caminar profundamente en las llanuras y en los altos y bajos que hay en el camino, pero también cuando hay luz, hay alegría y esperanza”, dijo y recordó a la asamblea que el Señor Jesús “quiere que nosotros seamos sal y luz, que también seamos capaces de iluminar el camino de los demás”.

Durante la eucaristía central y también en la jornada de peregrinación, acompañaron en el servicio evangelizador y pastoral del día al Capellán del Santuario, padre Mauricio Bello, el párroco de Cristo Resucitado, padre Teóforo de Jeu; los sacerdotes de Nuestra Señora de Lourdes, párroco Juan Delau y el vicario parroquial, Fedrick D´Saouza, además de algunos diáconos que apoyaron en los distintos momentos de atención a los peregrinos.

Fuente: Comunicaciones Osorno
Osorno, 03-02-2019
   Galerías:
Ver Galería