Jóvenes franciscanos misionan en Lumaco

Evangelizadoras en la parroquia San Felipe Neri de Capitán Pastene.

 
Domingo 24 de Febrero de 2019
Ver Galería
Desde el pasado 14 hasta el 24 de febrero jóvenes misioneros franciscanos conventuales pertenecientes a las ciudades de Copiapó, Santiago y Curicó dieron inicio a la misión de verano, en la parroquia San Felipe Neri de Capitán Pastene de la comuna de Lumaco, en la región de la Araucanía, Chile. Son 51 misioneros en total, dentro de los cuales se encuentran tres frailes franciscanos conventuales quienes velan por la seguridad, apoyo y formación de estos jóvenes.

Impulsados por el lema “Somos franciscanos, al encuentro contigo hermano” los misioneros desarrollaron actividades en beneficio de la comunidad parroquial de ayuda social, como la construcción de dos viviendas, anuncio del evangelio en las familias, tardes infantiles donde cada joven pudo dar testimonio de su fe y a la vez conocer las distintas realidades de las personas misionadas. Asimismo se realizaron actividades formativas y espirituales tanto en la comunidad misionera, como en las ciudades y pueblos aledaños a Capitán Pastene. Dentro de estas actividades se destaca la labor de los sacerdotes franciscanos quienes con espíritu de servicio celebraron misas, bautizos, momentos de oración, confesiones, entre otros.

Estos jóvenes misioneros también cuentan con tiempos de formación interna con momentos de preparación a la misión, momentos de fraternidad e instancias dedicadas a vivir y comprender la espiritualidad característica de los franciscanos conventuales menores.

Al finalizar esta experiencia cada joven logra encarnar dentro de sí el espíritu franciscano, adentrándose aún más en la fe, volviendo a sus hogares llenos de energías y ganas de seguir dando testimonio de fe al igual que Francisco de Asís. Como dijo el Papa Francisco, “La alegría es la respiración del cristiano, y se trata de una alegría hecha de verdadera paz”.

Fuente: Franciscanos Conventuales
Talca, 24-02-2019