Miles de peregrinos copan santuario de San Sebastián

El santuario de San Sebastián de Yumbel volvió a experimentar una de las expresiones más masivas de fe, en Chile, con la celebración del llamado “20 Chico” que, al igual que el 20 de enero, congrega a miles de peregrinos de distintos puntos del país.

 
Miércoles 20 de Marzo de 2019
Ver Galería
El santuario, que se ha preparado con la debida antelación para acoger a las personas, otorgándoles diversos servicios y apoyando pastoralmente a los fieles, programó misas en distintos horarios desde la medianoche del día 19 de enero, tras concluir la Novena, que en esta oportunidad fue predicada por el sacerdote congolés, presbítero Daniel Mavingidi.

Poco antes del mediodía, el arzobispo de Concepción, monseñor Fernando Chomali, presidió una eucaristía que convocó a miles de fieles que coparon la planicie bajo árboles del campo de oración del santuario. La celebración contó con la presencia de varios sacerdotes, entre ellos, el padre Claudio Placencia, actual párroco y rector del santuario.

Monseñor Chomali señaló, en su mensaje que “sin Dios no se puede vivir y las personas lo tienen muy claro. Estoy muy impresionado de la cantidad de personas que vienen a este santuario. He conversado con muchas de ellas y manifiestan una fe inmensa y han traído a sus hijos, a sus nietos. Ese es un testimonio y una riqueza de la Iglesia que tenemos que cuidar. Son personas sencillas, que trabajan mucho y creen en Dios”.

“He dicho que no se dejen engañar porque lo que hace feliz al hombre y la mujer es la paz, el amor, bienes que tienen que ver más con la vida espiritual y el encuentro entre personas. No conozco otro lugar donde se reúnan personas tan diferentes, de edades, de situaciones sociales y económica diferentes vinculados a la fe en Jesucristo y, en este caso, a San Sebastián”, añadió.

Monseñor reconoció que esta festividad se registra, este año, en un día hábil y muchas personas no pueden llegar al lugar, pero esto es una maravilla y hay mucha gente. “Doy gracias a Dios y nos debemos a ellos y los tenemos que cuidar”, subrayó.

En la homilía de la celebración, el Arzobispo, agradeció la presencia masiva de los peregrinos. Valoró la espiritualidad de tantas personas, muchas de ellas haciendo un gran sacrificio. “Este es el alma de Chile, de la fe en Jesucristo, en la transmisión de la fe católica, alma que significa que nadie ni nada nos separará de Dios. Esta es la alegría que experimentan os todos, ya que a pesar de venir de lugares tan distintos, con historias tan distintas, hay algo en común que nos une y que no nos separa y que es mucho más profundo que la propia sangre. Gracias por su testimonio y de esperanza y de caridad”, afirmó.

Fuente: Comunicaciones Concepción
Concepción, 20-03-2019