Coyhaique

“Aysén: Pueblo de Dios en camino…”

Fue el lema que inspiró la 44° Jornada Pastoral Vicarial 2019 que reunió en la capital regional a 120 agentes pastorales venidos desde La Junta a Villa O’Higgins, para congregados discernir caminos para sanar heridas, crecer en hermandad y servir en esta nueva época de la humanidad a la luz del Evangelio, el magisterio de Francisco; y la rica vida y testimonio profético de la Iglesia de Aysén.

 
Lunes 01 de Abril de 2019
Ver Galería
“Casa Belén” recibió a laicos, religiosas, diáconos y sacerdotes; representantes de colegios y movimientos quienes desde la propuesta del equipo organizador profundizaron temas relacionados con el ejercicio del poder en las comunidades, y la Iglesia que quiere Jesús, hacia la cual caminamos en este nuevo siglo.

Tras la eucaristía de cierre de la jornada celebrada en la catedral de Aysén el Obispo Vicario Apostólico, Luis Infanti, indicó que “uno de los principales desafíos que nos queda es ser una Iglesia en Aysén en sintonía con nuestra realidad, en medio de un mundo con situaciones nuevas en nuestras comunidades y sociedad. Lo que nos llama a asumir como bautizados, hijos e hijas de Dios, nuestras responsabilidades no porque falta algo o alguien, sino porque yo, cada uno de nosotros, somos instrumentos de Dios para hacer presentes el amor, la misericordia, la justicia y la paz en nuestra tierra de la Patagonia”.

Ricardo Gómez, secretario pastoral del vicariato, destacó que la jornada “inicia un proceso de discernimiento y protagonismo en nuestras comunidades de cómo hacemos Iglesia con los desafíos de revisar nuestra relación con el poder, los liderazgos y el servicio. Nos tenemos revisar todos personalmente, luego en comunidad y por zonas para discernir los caminos que debemos tomar como pueblo de Dios que peregrina en Aysén.

Esta 44° Jornada Pastoral Vicarial fue un espacio de fuerte de oración y reflexión, único en el año, que da cuenta y reafirma la comunión, fraternidad y misión de las 66 comunidades que anuncian y sirven desde el Evangelio toda la región de Aysén.

La voz de los participantes

Nicolás Labajos, Escuela San José Obrero. “La posibilidad de haber sido claro en los deseos de los laicos, las religiosas y los sacerdotes respecto a hacer una Iglesia mucho más democrática, más pluralista en que nos encontremos desde unos liderazgos más compartidos ya nos plantea el gran desafío de ponerlos en camino para abrir campos sin el celo apostólico que generan cada uno de esos estamentos, dejando que los demás entren en nuestros territorios y compartamos los modos de caminar y hacer”.

Raúl Retamal, comunidad de Chile Chico. “Lo primero que destaco es el encuentro de todas la comunidades del Vicariato de Aysén. Fue muy interesante sobre todo por todo lo que está pasando a nivel de Iglesia, algo que nos compete a cada uno de nosotros”.

Hermana Sonia González, comunidades de La Junta. “Me quedo solamente con el desafío de hacer bien lo que nos pide Jesús de Nazaret: que hagamos visible su amor, en forma más plena y en coherencia de vida con lo que él nos pide y con una Iglesia de Aysén, pueblo de Dios en camino”.

Rodrigo Vidal, San José de Mallín Grande de la comunidad Movimiento Manquehue. “El desafío es permanecer en comunión y también vinculado a las personas y realidad; estar en comunicación constante; saber lo que está pasando y rezar por muchas cosas están en manos de Dios; Él es quien va a obrar porque muchas veces se necesita cambio de corazones y Él es el que hace eso”.

Guillermo Rolls, Puerto Cisnes. “A nosotros la jornada nos motiva a reorganizar la comunidad y hacer un buen plan pastoral que esté centrado en la formación y especialmente con prioridad en los niños y jóvenes. Queremos seguir este camino que nos ha propuesto”.

Padre José Barría, Villa Mañihuales. “Un desafío es que podamos acompañarnos, escucharnos y que de un modo u otro recuperemos la fuerza y vitalidad que la Iglesia necesita para estos tiempos tan difíciles y desafiantes que vivimos. Hay que ir rescatando los talentos, los valores, carismas y fortaleciendo lo que tenemos en nuestra Iglesia. Esa es la gente que está apuntalando la Iglesia en este tiempo”.

Fuente: Comunicaciones Aysén
Coyhaique, 01-04-2019