Nuevo sacerdote al servicio de Cristo y la Iglesia en La Serena

Con sentimientos de alegría y esperanza, fieles provenientes de toda la Arquidiócesis agradecieron al Señor por la Ordenación Presbiteral de Oliver Pastén Briceño.

 
Sábado 06 de Abril de 2019
Ver Galería
Un verdadero testimonio de esperanza y amor por Jesús, fue lo que se vivió este sábado 6 de abril en el templo Catedral de La Serena. Y es que Oliver Pastén Briceño, luego de 11 años de camino vocacional, discernimiento y trabajo pastoral como seminarista y diácono, recibió su Ordenación Presbiteral en celebración eucarística presidida por el Arzobispo René Rebolledo Salinas, en compañía de sacerdotes, formadores, diáconos permanentes y seminaristas.

En la oportunidad, además, participaron fieles de toda la Arquidiócesis, especialmente de la parroquia “San José” de Algarrobito, comunidad de origen del neo presbítero, ubicada 13 kilómetros al oriente de La Serena, así como también por grupos parroquiales y pastorales donde, en su proceso formativo, ha desarrollado su labor dedicada al anuncio del Evangelio y ser testigo del amor de Cristo, como en “San Francisco de Borja” de Combarbalá, hasta hace pocos meses, y actualmente en “San Juan Evangelista” de Las Compañías.

Al finalizar la celebración, el también asesor de la Vicaría para la Educación en la Arquidiócesis, enfatizó que “ser sacerdote en estos tiempos significa ser testigo del amor de Dios, sabiendo que vivimos en una sociedad que requiere tanto de ello. El presbítero es testigo de ese afecto profundo, sincero e infinito que representa la esperanza, aun cuando vemos que la Iglesia decae. De esta manera, el Señor, en su bendita bondad, nos reafirma que la barca no la llevamos nosotros, sino que la lleva Él. Cristo nos invita, una vez más, a seguirlo con fidelidad, alegría y amor”.

Mensaje del Pastor

En su homilía, el Arzobispo indicó que “seguir las huellas de Cristo implica dar testimonio de nuestra fe en Él, aun en las circunstancias complejas que estamos viviendo, y yo me atrevería a decir ¡sobre todo en estas circunstancias que vivimos! Es ahora cuando la sociedad necesita testimonios valientes en la hora de la penumbra. Es ahora cuando la comunidad necesita hermanos que dan un paso adelante para servir al modo de Jesús. Porque el proyecto salvador de Dios sigue adelante”.

A su vez, manifestó que “la ordenación de un nuevo presbítero, junto con ser motivo de gran agradecimiento a Dios, es también un gran aliciente, especialmente para la misión evangelizadora de nuestra Arquidiócesis. ¡Es una gran esperanza!

Finalmente, el Pastor agregó sinceras palabras al recién ordenado presbítero. “No defraudes en esta esperanza. El Señor te escogió, te llamó, te invitó a servir en la viña de su Padre. Lo harás en la Iglesia que peregrina en la Arquidiócesis de La Serena, con este Arzobispo, servidor del Señor y de la Iglesia, y con quienes me sucedan en el servicio; con este presbiterio, tus hermanos sacerdotes, corresponsables con el Arzobispo en la misión evangelizadora, en esta Iglesia que cuenta con tantos desafíos… Procura con todas tus fuerzas no defraudar al Señor que ha puesto su confianza en ti, a la Iglesia que por mi humilde intermedio te concede hoy el ministerio presbiteral. Sirve en comunión con nosotros, consagrados al santo pueblo de Dios, especialmente a los más sencillos y humildes. Para ellos eres especialmente hoy un enviado del Señor. Ellos escucharán en tus palabras la voz del Señor, si sabes ir a su encuentro con sencillez y humildad. Nada de soberbia, nada de arrogancia, recuerda que estamos para servir”, puntualizó.

Fotografías:

Darinka Silva, Nicolás Rojas, Johanka Véliz , Luis Castro, Luis Aliaga , comunicadores parroquiales
Roque Prado, periodista Arzobispado de La Serena


Fuente: Comunicaciones La Serena
La Serena, 06-04-2019