Osorno celebró a Día del Trabajo con una Eucaristía en la Catedral

Un mensaje para que todos sigamos construyendo en esta sociedad, “la presencia de Cristo, es decir la práctica de la justicia”, entregó este 1 de mayo, el padre Cristian Cárdenas Aguilar, Vicario Pastoral de la Diócesis de Osorno, en la celebración de la Eucaristía por el Día del trabajo.

 
Jueves 02 de Mayo de 2019
Ver Galería
Un representante por parroquia, uno por colegio católico y una gendarme, fueron galardonados por la entrega en sus servicio y en representación de cada comunidad e institución, durante la Santa Misa que se celebró en el templo Catedral, donde la asamblea aplaudió a cada uno de los hermanos y hermanas premiados.

En esta celebración, iniciativa que quiso retomar la Pastoral Social y la Vicaría Pastoral, junto al Pan y al Vino también se presentaron como ofrenda al Señor, diversas herramientas que se utilizan para el trabajo, pero teniendo siempre presente “que son nuestras manos y la perseverancia, la gran herramienta para construir una Patria más cordial, más humana”, anunció la lectura de la monición del momento.

En la oportunidad, presidió la Misa el padre Cristian Cárdenas y concelebraron sacerdotes de los distintos Decanatos que componen la Iglesia de Osorno, quienes escucharon atentos las palabras del Vicario Pastoral en su homilía: “Somos invitados a colocar todo en las manos de Dios, a que todo lo que vayamos realizando, sea en atención a los demás, y sea también en virtud y en la búsqueda del crecimiento de nuestra sociedad, y por sobre todo para Gloria de Dios”.

“El Apóstol San Pablo nos invita a que realicemos todo buscando la unidad y siendo gestores de paz”, dijo y agregó en relación con el Día del Trabajador que si bien se ha logrado abrir caminos de justicia, en el trato con el trabajador, esta lucha “aún no ha acabado, porque es importante también la promoción de la dignidad humana, el trato justo y también la atención por la dignidad de cada ser humano, en cada uno de los servicios, desde aquello que realizan, especialmente las damas en el hogar, hasta la profesión, en el oficio que se nos haya encomendado en medio de la sociedad”.

“Somos invitados a colocar allí en el centro la presencia de Cristo”, agregó el padre y explicó que “sabemos que la búsqueda de este trato digno, de la práctica de la justicia, no es fácil. Hemos avanzado, con la gracia de Dios se han alcanzado algunos logros, pero debemos seguir buscando. No debemos olvidar el trato hacia las personas, colocando en medio a Jesús, especialmente todos nosotros en la condición de cristianos”.

“La propuesta es para que todos sigamos construyendo en esta sociedad la presencia de Cristo, es decir la práctica de la justicia. Cómo hacer para que en todo aquello que realizamos, podamos ser reconocidos por la manera que lo hacemos, que nos tratamos, de la manera en que vamos abriendo caminos”, agregó.

Enfatizó el Vicario Pastoral que del mismo modo como en el Evangelio, la gente identifica a Jesús como el hijo del carpintero, por sus actitudes y habilidades con la madera con la que construyó cosas útiles, y nosotros que “también somos adoptados por Dios como hijos, ojalá que el mundo nos identifique con Dios, con Jesús y con honor nos traten de cristianos. Así como el Señor fue reconocido como Hijo del Carpintero, nosotros seamos reconocidos como hijos de la Iglesia”.

Fuente: Comunicaciones Osorno
osorno, 02-05-2019