Obispo de Calama Óscar Blanco celebró tercer aniversario de Ordenación Episcopal

Comunidad de Ayquina bendijo bajo el manto de la Virgen su misión pastoral en la Diócesis de San Juan Bautista.

 
Domingo 19 de Mayo de 2019
Ver Galería
En el marco de la Visita Pastoral que inició esta semana en la Parroquia San Francisco de Asís de Chiu Chiu y que lo han llevado recorrer los pueblos andinos del Alto Loa, de la Diócesis San Juan Bautista, al Obispo Óscar Blanco Martínez le correspondió celebrar su Tercer Aniversario de Ordenación Episcopal.

Fue a los pies de la Virgen de Nuestra Señora de Guadalupe, en el Santuario de Ayquina ubicado a 80 kilómetros al Este de Calama, que el Pastor inició su ministerio Episcopal y quiso que fuera en este mismo lugar en donde celebrar este aniversario.

Luego de participar en la Misa, la comunidad de Ayquina - Turi, en un ritual propio de la religiosidad andina y mariana, junto al Párroco del lugar, Padre David Vargas Cabana, bendijeron al Pastor bajo el manto de la Santísima Virgen. Un momento de mucha comunión con el obispo por quien elevaron oraciones y agradecieron a Dios por su ministerio.

El Obispo Óscar Blanco agradeció este gesto de la comunidad que reconoció fue de mucha emoción, especialmente porque durante su ministerio y en contacto con las comunidades del interior de El Loa -he aprendido de su sencillez, de entrega generosa y de amor a Cristo y María-.

Monseñor Blanco manifestó que luego de llevar algunos días en Visita Pastoral ha podido constatar que la crisis que se vive en la Iglesia chilena por los casos de abuso, no han mermado la manifestación de fe en el pueblo sencillo, en el pueblo de la piedad popular, de costumbres y tradiciones. "Es un pueblo que se mantiene tan firme con una gran fe en Dios, en la Virgen y en sus santos patronos que es una tremenda lección para los Pastores".

Agregó "esta fe es un camino, una enseñanza a seguir, en donde el clericalismo y de la forma jerárquica en que está organizada la Iglesia, no nos hace bien y que el lema de esta Visita Pastoral , "Que el Crezca y yo disminuya" debe ayudarnos a corregir. Hay una necesidad tremenda de que Cristo crezca, el amor de Dios se manifieste en nuestras vidas en nuestro corazones y que nosotros (pastores) nos ubiquemos donde debemos estar, somos servidores".

Fuente: Comunicaciones Calama
Calama, 19-05-2019