Colegio Arauco fortalece valores de sus alumnos con servicio en el Albergue Móvil

La experiencia vivida el año pasado, motivó a alumnos, padres y profesores del Colegio Arauco, a comprometerse todos los jueves a colaborar con el Albergue Móvil “La misericordia”, que acoge y acompaña a personas en situación de calle.

 
Viernes 24 de Mayo de 2019
Ver Galería
Un grupo, a bordo de un furgón, salió a las 20:30 horas de la ciudad de Arauco el jueves 23 de mayo, arribando alrededor de las 21:30 horas. Aunque esta vez el bus no pudo llegar, por una reparación de último minuto, igual compartieron con entusiasmo en el acceso al Aula Magna, en una noche muy fría, que pronto se animó cuando comenzaron a servir café caliente.

Patricio Lares, psicólogo orientador del Colegio, contó el establecimiento valora mucho que la comunidad organice y participe estas acciones. “Es importante que los alumnos, padres y profesores interactúen en estas actividades, para tener otra visión del mundo. Nosotros evaluamos positivamente y seguiremos colaborando durante el año”, enfatizó.

Precisó que cada jueves son distintos grupos, conformados por 8 alumnos, y apoderados que se turnan. “Esto es absolutamente voluntario. Cada cual decide con libertad participar en estas en acciones solidarias, a nadie se le obliga. El entusiasmo es alentador”, comentó, mientras el grupo llenaba vasos de los termos que transportaron y acompañaron con sándwiches y postre.

“Como orientador, este servicio es muy enriquecedor para ellos. Han venido alumnos de octavo básico a cuarto medio. Estas son actividades en que los alumnos reciben valores y virtudes, que cuesta concretarlo en actividades prácticas y esta es una actividad práctica y valiosa, que permite que los chicos trabajen efectivamente las virtudes. Es lo que perseguimos también como colegio, en que los alumnos sean solidarios y caritativos con la comunidad”, argumentó.

Su mensaje a otros colegios es a “salir del aula” y compartir. “Lo que trajeron de alimentos es producto de una campaña de la comunidad, porque nos permite participar en otras actividades en Arauco”.

El apoderado Jorge Neira señaló que siempre es bueno que estas actividades participen alumnos para que conozcan a la realidad. “En la sociedad, no todos tienen la oportunidad de una vida tranquila; la vida tiene muchos vuelcos. Como padres estamos contentos de que nuestros hijos aprendan a compartir en este tipo de situaciones y se comprometan a ser solidarios desde pequeños. Tratamos de inculcarle estos valores para que, en el transcurso de su vida, mantengan esta actitud con sus semejantes y que aprendan la importancia de ayudar a otros, especialmente a los que tienen menos. Como centros de padres y apoderados siempre motivamos a la participación en estas iniciativas”, afirmó.

Josefina Gamboa, alumna de octavo años, comentó que es segunda vez que participa en una actividad solidaria en el Albergue Móvil. “La primera fue en cena de Navidad, que para mí fue una experiencia maravillosa. Y esta vez, tenía muchas ganas de venir y lo logré. Hay muchos compañeros que tienen deseos de venir, pero como en el furgón es pequeño, no vienen todos, pero sí lo esperan en otras oportunidades. Mis padres me apoyan y me dieron permiso, porque están completamente de acuerdo conmigo. Me encanta conversar con las personas del Albergue. Les diría a otros jóvenes de otros colegios que vengan y conozcan esta experiencia, porque es una forma de ver la realidad que muchos no conocemos y nos hace mucho bien”, concluyó.

Fuente: Comunicaciones Concepción
Concepción, 24-05-2019