Semana Mundial de Oración por la unidad de los cristianos:

“Actúa siempre con toda justicia” (Deuteronomio 16, 11-20)

La Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, que el Roma se celebra tradicionalmente a mediados de enero, en Chile se realizará entre el 9 y el 16 de junio, desde Pentecostés hasta la Fiesta de la Santísima Trinidad.

 
Lunes 03 de Junio de 2019
Ver Galería
“Actúa siempre con toda justicia” es el lema tomado del Deuteronomio 16, 11-20 (Cfr. Deut 16,18-20), que junto a los textos y materiales fueron preparados por cristianos de Indonesia y publicados conjuntamente por el Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos y la Comisión Fe y Constitución del Consejo Mundial de Iglesias (CMI).

Los mismos fueron enviados a las iglesias miembros del CMI y a las conferencias episcopales católicas romanas, a las que se invitó a que tradujeran y contextualizaran o adaptaran el texto para su propio uso. En el caso de nuestro país, el Área Eclesial de la Conferencia Episcopal ha puesto a disposición de quienes necesiten estos recursos en un especial al que se puede acceder en el siguiente link:

Ver especial aquí

Desde la Comisión de Ecumenismo del Área Eclesial, los motivamos a preparar, con estos materiales, un espacio de dialogo y oración en sus comunidades. Están invitadas a recorrer, en la medida de lo posible, el itinerario de ocho días que se nos propone:

Día 1: Que fluya el derecho como agua (Amós 5, 24)
Día 2: Digan simplemente: «sí» o «no» (Mateo 5, 37)
Día 3: El Señor es clemente y compasivo (Salmo 145, 8)
Día 4: Conténtense con lo que tienen (Hebreos 13, 5)
Día 5: Para llevar a los pobres la buena noticia (Lucas 4, 18)
Día 6: Se llama Señor del universo (Jeremías 10, 16)
Día 7: ¡Grande es tu fe, mujer! (Mateo 15, 28)
Día 8: El Señor es mi luz, mi salvación (Salmo 27, 1)

Cada año los cristianos de todo el mundo se unen en oración para crecer en la unidad. Oramos juntos en un mundo dividido: esto es algo poderoso. Como cristianos y comunidades estamos llamados a dar un testimonio común a favor de la justicia y ser instrumentos de la gracia sanadora de Cristo para un mundo quebrantado.

Fuente: Comisión de Ecumenismo, Área Eclesial CECh


CECh, 03-06-2019