Las Siervas del Espíritu Santo dieron el último adiós a la Hna. Miriam Torreblanca SSpS

Con una Eucaristía las Misioneras Siervas del Espíritu Santo despidieron a la Hna. Miriam del Carmen Torreblanca Guajardo SSpS, quien falleció el lunes 24 de junio tras padecer un cáncer.

 
Jueves 27 de Junio de 2019
Ver Galería
La misa exequial fue presidida por Mons. Jorge Vega SVD, obispo de la Prelatura de Illapel y concelebraron sacerdotes de la Congregación del Verbo Divino. Al último adiós, realizado en la capilla de la Casa Central de Tomás Moro 413, también llegaron familiares, amigos y conocidos de la Hna. Miriam.

Pasión por la misión

En el repaso necrológico, la Superiora Provincial de las Siervas en Chile, Hna. Kreti Sanhueza SSpS, destacó el espíritu servicial demostrado por la Hna. Miriam en su vida personal y comunitaria. “Siempre mostró fortaleza, cariño y sinceridad en sus apreciaciones; se disponía a ser compañera de camino de sus hermanas”, indicó.
Asimismo, recordó el paso por el Consejo Nacional de Misiones (Conami) entre los años 2006 y 2011. “Miriam se destacó como una incansable misionera. Le dio un tinte misionero a las distintas áreas en que se desempeñó. Se esforzó por dar un impulso misionero, especialmente al Conami donde fomentó el Encuentro de Formación Misionera", detalló

Fortaleza


Por su parte, Mons. Vega, reconoció la fuerza con que la Hna. Miriam enfrentó los complejos momentos de su vida. “En los últimos años siempre estuvo acompañada de la enfermedad y del dolor, pero vivía esta situación con esperanza. Buscaba continuar sirviendo a los suyos, transmitiendo esperanza con su estilo de vida”, precisó.
Al finalizar la celebración eucarística, el féretro fue trasladado hasta el Cementerio Católico de Recoleta para su sepultura.

Vida y obra

La hermana Miriam Torreblanca nació el 15 de enero de 1959 en Lo Muñoz, Illapel. El año 1985 solicitó el ingreso a la Congregación Misioneras Siervas del Espíritu Santo y se incorporó oficialmente el 9 de marzo de 1986, día en que accedió al Postulantado en Santiago.
Comenzó su servicio misionero en la Pastoral Juvenil del Liceo Espíritu Santo de El Pinar en la comuna de San Joaquín y posteriormente llegó a la comunidad Asunción de María de El Monte donde fue directora del Hogar de Ancianos San Francisco.

El 5 de enero de 1997 profesó sus Votos Perpetuos y meses después recibió destino misionero a la Provincia de España por un periodo de cinco años.

A pesar de sus dificultades de salud, siguió a disposición de la Congregación y el año 2009 formó parte de las hermanas fundadoras de la comunidad Espíritu Santo de Temuco con un rol destacado en la Pastoral Mapuche, Pastoral Parroquial y Terapia Floral.
Uno de sus últimos servicios los realizó en la comunidad fundadora Santísima Trinidad de Chalinga, en la Prelatura de Illapel, donde siguió como terapeuta floral, enseñando y atendiendo a la gente del pueblo.

Fuente: Comunicaciones SDV Chile
Santiago, 27-06-2019