Acción de gracias a Dios por 50º aniversario de Damas de Rojo en La Serena

La agrupación voluntaria celebró sus bodas de oro al servicio de los enfermos y desamparados en el hospital San Juan de Dios de la capital regional. Además, en la ocasión se oró por Venezuela en la conmemoración de un nuevo aniversario patrio.

 
Domingo 07 de Julio de 2019
Ver Galería
Con gran alegría y agradecimiento, las voluntarias de las Damas de Rojo de La Serena participaron numerosamente de la celebración de la santa Eucaristía este domingo 7 de julio en el templo Catedral, ocasión en que conmemoraron el 50º aniversario de su fundación, período en que han entregado desinteresadamente asistencia, esperanza y la Palabra del Señor a quienes han llegado por diversas circunstancias con sentimientos de angustia y dolor al hospital San Juan de Dios de la capital regional.

Cerca de 30 mujeres, quienes día a día cumplen su voluntariado en el principal centro asistencial de la ciudad, entregan una mano solidaria a quienes lo requieren. Beatriz Morros, Presidenta de la agrupación, agradeció por tantos años de trabajo y manifestó los desafíos para el porvenir. “Es un orgullo que como institución cumplamos nuestras bodas de oro, ya que como voluntarias para la atención del enfermo hospitalizado solo nos recompensa la alegría del deber cumplido. Agradecemos a Dios por brindarnos diariamente la salud y así prestar nuestro generoso servicio. Ahora, mirando hacia el futuro, queremos continuar con nuestra asistencia al que lo necesita, captando más voluntarias y capacitándonos para estar acorde a los nuevo tiempos”, enfatizó.

Oración por Venezuela

Cabe destacar, que en la ocasión se oró también por los hermanos venezolanos, que el pasado 5 de julio celebraron un nuevo aniversario patrio. Laymel Núñez, venezolana residente en La Serena, comentó el sentido de venir a la Casa del Dios en esta especial jornada para ella y sus compatriotas. “La difícil situación que atraviesa nuestro país nos ha hecho recorrer miles de kilómetros. Jesucristo y su Palabra nos mantiene esperanzados en que pronto terminará el sufrimiento de tantas personas. Nuestra fe se ha transformado en el pilar fundamental. Agradecemos al Señor por tanto que nos ha brindado, a pesar de los duros momentos vividos.

Elevamos una súplica para que Él nos proteja y guíe, junto a nuestros hermanos que se han quedado en Venezuela o en otros países”, detalló.

Fuente: Comunicaciones La Serena
La Serena, 07-07-2019