Instituto de Catequesis de Villarrica celebró su 50º aniversario

Con gran alegría se celebró el 50º aniversario del Instituto de Catequesis San Francisco de la Diócesis de Villarrica, el sábado 27 de julio último.

 
Jueves 01 de Agosto de 2019
Ver Galería
En el año 1969, monseñor Guillermo Hartl Q.P.D., atento a los signos de los tiempos, acogió las renovadas iniciativas pastorales que nacían del Concilio Vaticano II (1962-1965), junto a los sacerdotes Francisco Lauchman, Miguel Lagos y la Congregación de Hermanas Misioneras Catequistas de Boroa representada por la hermana Fátima Niklitschek, dan inicio a la nueva forma de desarrollar la catequesis que empieza a surgir en la iglesia chilena y que es la Catequesis Familiar.

Los sacerdotes y la hermana, dan inicio a un equipo de catequesis diocesano que se dedicará a reunir a los catequistas e invitar a nuevas personas que quieran trabajar en este nuevo método de catequesis, en el que los padres deben comprometerse a realizar la catequesis a sus hijos, para ello, necesitan formar a matrimonios catequistas, la formación se desarrollaran de viernes a domingo, con modalidad de internado, en el Instituto de Catequesis recién creado en la ciudad de Pitrufquén, lugar geográficamente central de la diócesis de Villarrica. Así se da inicio a un lugar que será el centro de formación para un sin número de catequistas de la diócesis, de donde también surgirán jóvenes catequistas que descubran su vocación a la vida consagrada, como religiosas y sacerdotes.

La Congregación de las Hermanas Misioneras Catequistas, ha mantenido a través de los años su presencia en la dirección del Instituto de Catequesis hasta el día de hoy, en que es dirigido por la hermana Bertilde Jofré, quien en la ceremonia de los cincuenta años señalaba: “Respondiendo al mandato del Señor que dice; ´Vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos…’ (Mt 29,19) es que tantos hermanos y hermanas catequistas viven y anuncian su fe en nuestra iglesia, recorriendo distintas comunidades urbanas y rurales, en este día de fiesta no podemos dejar de orar por aquellos catequistas que han partido al encuentro del Maestro y Señor, gracias a estos testimonios, los catequistas siguen recorriendo parroquias y colegios, la catequesis hoy nos reclama cuidado, formación y acompañamiento para cumplir mejor su misión. Esta es una tarea que nos mueve a reencantarnos, revisarnos y dar un nuevo impulso a la catequesis de hoy”

Sigue señalando la hermana Bertilde: “Como Congregación, queremos hacer un reconocimiento a Monseñor Francisco Javier, quien confía en nuestro servicio como Hermanas Misioneras Catequistas, valorando y acompañando este servicio; por motivar a los sacerdotes para que den su aporte en la revisión continua de los procesos y materiales de catequesis. Agradecemos también a tantos hermanos laicos que han dado su tiempo, dejando muchas veces a sus familias, para acompañar y animar la catequesis en los decanatos y parroquias de nuestra diócesis, ellos son los integrantes de la comisión diocesana de catequesis. No puedo dejar de agradecer a las hermanas que han trabajado en distintos periodos como directoras del Instituto de Catequesis y han creado los distintos materiales y libros de catequesis para la diócesis, los cuales hoy son utilizados por distintas diócesis de nuestro país…”

Fuente: Instituto de Catequesis Villarrica
Villarrica, 01-08-2019