Inicio de Año Jubilar en monasterio de las Carmelitas Descalzas

En una hermosa ceremonia el sábado 03 de agosto, se realizó la apertura de la puerta santa y se celebró la Eucaristía en el inicio del Año Jubilar por los 100 años de la pascua de Santa Teresita de Los Andes, en el monasterio de las Carmelitas Descalzas.

 
Lunes 05 de Agosto de 2019
Ver Galería
Este monasterio ubicado en el sector de Alto Las Cruces, camino a San Clemente, recibió el sábado pasado a más de 40 personas que se acercaron a las 18:00 horas, para presenciar la apertura de la puerta santa al templo, el cual estará abierto a los fieles durante el periodo de duración de este Año Jubilar, es decir hasta el 13 de julio de 2020.

La bendición y apertura de la puerta estuvo a cargo del Administrador Apostólico de la Diócesis de Talca, el padre Galo Fernández Villaseca, acompañado por el padre Jaime Echeverría y el padre José Ignacio Fernández. Una vez abierto el templo, el obispo invitó a las religiosas Carmelitas Descalzas a entrar de primero y luego al resto de los presentes para celebrar la Eucaristía.

En su homilía, el padre Galo agradeció por la presencia de todos quienes se acercaron a ser parte de este acontecimiento y expresó su alegría de que este templo fuera parte del año jubilar por la pascua de Santa Teresa de Los Andes. “Hay que aprovechar este año que en medio de un tiempo tan controvertido, que ha sido evidentemente tan complejo en nuestra vida de Iglesia, nos llega este consuelo de Dios (…) Él no nos abandona, nos muestra su bondad y aquí estamos aprovechando este año de gracia en que se abre una puerta para entrar al corazón de Jesús, para recibir el regalo de su misericordia, para recibir los beneficios de las indulgencias, que vienen a sanar aquello que nuestros pecados y nuestras heridas han ido dejando”.

El obispo también se refirió a la vida de Santa Teresita de Los Andes, una vida corta pero que sin duda estuvo llena de mucho heroísmo, lo que la llevó a ser la primera santa de nuestro país. “Un santo no se le mide por la cantidad de obras que realizó, no se le mide por si instauró fundaciones, los frutos de la santidad son otros, son más diversos. Y tienen la gracia, también sorprendente para nosotros que una chiquilla joven, cargó de amor su corazón y se anticipó a tanto que vivió con heroísmo su vida cristiana”.

Para terminar, el padre Galo expresó su alegría por el regalo de la fe que se evidencia a través de las hermanas del Carmelo y cómo dan vida a esa Iglesia orante que muchas veces se disipa entre tantas actividades, pero que por medio de ellas aún se hace presente, e indicó que este año santo sea una caricia de Dios para la Iglesia de Talca recordando que la puerta santa está abierta para regalar la misericordia del Señor.

La Eucaristía continuó, acompañada por los hermosos cantos de las religiosas y una vez finalizada la misa, se entregaron trípticos sobre el centenario de la pascua de Santa Teresita de Los Andes, dando por concluida esta celebración.

Fuente: Comunicaciones Talca
Talca, 05-08-2019