Más de 1.600 agentes pastorales formados en prevención de abusos

Un fuerte trabajo de prevención de abusos está desarrollando el Arzobispado de Concepción, promoviendo ambientes sanos y protegiendo a la niñez en todos los ámbitos de la iglesia local.

 
Martes 06 de Agosto de 2019
Ver Galería
La acción se ha traducido en la formación de más de 1.600 agentes pastorales, que ha logrado la Comisión de Prevención y Abusos y Acompañamiento a las Víctimas del Arzobispado.

La instancia ha permitido capacitar a laicos, profesionales, sacerdotes y religiosas en buenos tratos para evitar abusos sexuales y de poder en sus círculos cercanos, con especial atención en menores de edad.

María Soledad Grandón, coordinadora de la Comisión, explicó que este trabajo se inició hace un tiempo, pero fue en 2017 cuando se dio formalidad al equipo de trabajo y la definición de programas.

La Comisión de Prevención de Abusos y Acompañamiento a las Víctimas , ha realizado una intensa labor al interior de nuestras comunidades cristianas – parroquias, movimientos, instituciones educativas, etc.-, capacitando, a la fecha a más de 1.600 agentes pastorales, para que nunca más se registren abusos, por lo que todos estamos empeñados, indicaron en e l comunicado.

Esta acción ha permitido la formación de 40 profesionales, con la finalidad de crear nuevos equipos de formadores para llegar a más lugares de la diócesis. Además, el desafío de la Comisión es que, a la brevedad, en cada parroquia y realidad pastoral, existan equipos de prevención de abusos.

Formadores

La Comisión, coordinada por María Soledad Grandón, se impuso como desafío formar a profesionales que permitan ampliar la cobertura de de formación hacia un mayor número de agentes pastorales.

La Coordinadora enfatizó en que este trabajo es previo a las denuncias y ya acumula varios años de ejecución: “Esto ha ido de a poco, pero han pasado dos desde que tenemos un programa creado para esto, mismo periodo en que se me designó como coordinadora y que formamos el equipo a cargo de los formadores”.

La capacitación de nuevos formadores se ha efectuado en jornadas que duran cerca de tres días, donde se estudia a fondo el comportamiento humano y qué acciones se pueden realizar para evitar los abusos, que es la puerta de entrada para poder llegar a más laicos y así crear más consciencia acerca de los abusos, manifestó.

La meta, ahora, dijo, es que “una vez que podamos tener más formadores queremos rediseñar programas para llegar a más comunidades y así responder a las solicitudes que nos llegan desde diversos puntos de nuestras arquidiócesis”.

Fuente: Comunicaciones Concepción
Concepción, 06-08-2019