Caritas Rancagua entrega ayuda económica a estudiantes universitarios

Con los aportes recibidos el año 2018 durante el Mes de la Solidaridad se pudo concretar este aporte en dinero.

 
Viernes 09 de Agosto de 2019
Ver Galería
Con la entrega de un aporte económico a 140 estudiantes de educación superior por parte de la Fundación Caritas y Acción Social de la Diócesis de Rancagua se dio inicio una serie de actividades del Mes de La Solidaridad.

Acompañados de sus padres, párrocos o amigos llegaron hasta el salón de actos de la Hnas. Esclavas del Sagrado Corazón de Rancagua, cerca de 30 beneficiados, provenientes de los distintos puntos de la Región. El resto de los estudiantes recibirá el aporte a través de su parroquia.

A cada uno de los presentes el obispo Fernando Ramos, administrador apostólico de Rancagua, les entregó el aporte. En la oportunidad, los felicitó e instó a que participen también en las acciones solidarias, ya que pequeños gestos permiten humanizar a la sociedad y encontrarse con otros hermanos.

En la oportunidad, el presidente de la Fundación Caritas y Acción Social de la diócesis de Rancagua, Emilio Acevedo, destacó la labor que realiza Caritas para ayudar a los más vulnerables de la región, a partir de las distintas campañas que se efectúan en el Mes de la Solidaridad y Cuaresma de Fraternidad.

Catalina Olea es la menor de sus hermanas y estudia Licenciatura en Matemáticas en la Universidad de Chile en Santiago, lo que implica que debe pagar estadía en la capital, más pasajes, alimentación y un sin número de gastos más, por ello se manifiesta muy contenta con este beneficio. “Encuentro maravilloso este aporte. A mí me gustaría que muchos años más los jóvenes sigan teniendo estas becas, pues ayudan mucho”, señaló.

De acuerdo con ella está Franco Salazar, que estudia Agronomía en la UCM sede Curicó, lo que significa un alto costo para sus padres, y esto les permite tener un “pequeño respiro”.

Mes de la Solidaridad

El obispo Fernando Ramos dio a conocer el programa del agosto Mes de la Solidaridad, instaurado como tal en honor a san Alberto Hurtado. Y recordó que éste es un periodo en el que la Iglesia Católica invita a comprometerse en forma personal en la construcción de una sociedad más justa, avanzando en la instalación de una cultura de la solidaridad.

En ese contexto, invitó a participar en el Té Solidario, que es una iniciativa propia de la Diócesis de Rancagua, que se realiza desde el año 2005, y que busca fomentar el encuentro de las familias, con un sentido fraterno. La invitación que se hace a las familias es a que se reúnan uno de los días del mes para compartir la mesa en una once o cena sencilla, signo de encuentro solidario, compartiendo un trozo de pan y una taza de té. Lo ahorrado al privarse de lo habitual es puesto en un sobre y depositado en el buzón que cada parroquia tiene dispuesto para ello.

Estos aportes permiten luego entregar las ayudas a estudiantes.

Fuente: Comunicaciones Rancagua
Rancagua, 09-08-2019