En San Fabián de Alico, región de Ñuble

Religiosas de la Congregación de Jesús se reunieron en torno a encuentro provincial

Tres días estuvieron reunidas, haciendo discernimiento y proyectando la misión.

 
Sábado 10 de Agosto de 2019
Ver Galería
Las religiosas de la Congregación de Jesús de Chile, Argentina, Brasil y Perú vivieron en la localidad de San Fabián de Alico, región de Ñuble, la Congregación Provincial, una instancia que se realiza cada nueve años y que prepara la participación de la provincia en la Congregación General que se desarrollará el 2020 en Roma.

Fueron tres días de discernimiento, convivencia y reunión en donde las religiosas contaron con valiosas intervenciones como la del secretario general adjunto de la Conferencia Episcopal, Jaime Coiro, y laicas como Adela Cornejo y Marilyn Muñoz, quienes les entregaron a las religiosas una mirada general a la situación de la Iglesia y el papel que a las integrantes de la Congregación le cabe en la sociedad.

La provincial de la Congregación de Jesús, hermana Margarita Riquelme, precisó que “el trabajo que realizamos fue percibir la realidad que nos rodea tanto nacional, mundial y eclesial para proyectarnos en la misión. Este trabajo será el aporte nuestro para la Congregación General que se realizará en Roma entre el 15 de julio y el 15 de agosto. Quisimos en esta oportunidad reflexionar y mirar la realidad de nuestra Congregación en Chile y cómo nos percibimos desde la misión”, explicó.

La reunión también elige a una delegada que participará junto a la provincial chilena, de la Congregación General del otro año. Esta gran reunión del 2020 también elegirá al Gobierno General que asumirá el liderazgo de la Congregación por los próximos nueve años. “En esta oportunidad también invitamos a hermanas de Argentina, Perú y Brasil porque quisimos tener una mirada amplia de la Congregación. Es la primera vez que las invitamos y la experiencia ha sido muy positiva”, precisó.

Por su parte, Jaime Coiro, precisó que “ellas hicieron un discernimiento sobre su misión y apostolado. Compartí con ellas la mirada a partir de la realidad de la sociedad, vida política, cambio cultura y realidad de la Iglesia en Chile. En este punto, vimos la crisis y el proceso de discernimiento. Pude compartir algunos aprendizajes que hemos tenido en la Conferencia Episcopal y cómo la misión de hoy se inspira más bien en la realidad cambiante y dinámica de los mundos a los cuales servimos”, dijo.

La hermana Jacqueline Toledo, vicaria y consejera provincial de la Congregación de Jesús, señalo que “esto ha sido un regalo de Dios porque el hecho que estén con nosotras hermanas de otros países es una gran riqueza porque nos sentimos como un solo cuerpo universal que está en misión no solo existimos en Chile, estamos en otros países que tienen realidades distintas. A pesar de todas las dificultades de nuestras carencias, tenemos muchas cosas por las cuales dar gracias a Dios en estos más de ochenta años que llevamos como Congregación en Chile”, señaló.

Nelly Parada, religiosa de la Congregación de Jesús, precisó también que “nos preparamos bastante para este gran encuentro. Siento que es una visita de Dios para la Congregación a nivel mundial. Cada país ha realizado esta actividad en distintas fechas y es una forma de abrir espacios, a escuchar y a acoger al Espíritu Santo, una señal de cambio. Tenemos que volver a la centralidad de Cristo y ser más protagonistas en nuestras misiones con un trabajo más cooperativo.

Esto nos abre nuevos desafíos como Congregación de Jesús”, dijo.
Las religiosas recibieron además la visita del administrador apostólico de la Diócesis de Chillán, padre Sergio Pérez de Arce; y del vicario general, Patricio Fuentes.

Fuente: Comunicaciones Chilán
Chillán , 10-08-2019