Comunidad de Capilla Sagrado Corazón en Pucatrihue celebró Eucaristía por los Pueblos Originarios

Sencilla, fraterna y hermosa fiesta realizaron los hermanos y hermanas de la costa de Osorno, este domingo 25 de agosto, con motivo de la celebración de la oración por los pueblos indígenas de la zona.

 
Martes 27 de Agosto de 2019
Ver Galería
A 68 km. de la ciudad de Osorno, la comunidad de Pucatrihue, inició el festejo con la rogativa de los hermanas y hermanos mapuches huilliches de dicha zona costera, quienes agradecieron a Dios por la vida, por sus tierras y pidieron por las distintas culturas, pueblos y etnias de nuestra patria, especialmente por la que están en la provincia.

Una vez finalizado este rito ancestral que se llevó a cabo con gran solemnidad a orillas de la playa, los fieles ingresaron a la capilla acompañados por el diácono a cargo de dicha comunidad, Rubén Hernández, para celebrar junto al Altar del Señor, la santa misa que fue presidida por el Administrador Apostólico de la Iglesia local, Obispo Jorge Concha Cayuqueo.

El pastor de Osorno, quien se mostró contento de celebrar en Pucatrihue, señaló en su homilía que “el pueblo de Israel pensaba que Dios era solo de ellos, pero como lo dice la primera lectura (Is 66, 18-21), el profeta Isaías anunció que no es así, allí dice: yo mismo vendré a reunir a todas las naciones y a todas las lenguas y ellas, vendrán y verán mi gloria. Él anuncia, que el Creador es un Dios que viene para todas las culturas, para todos los pueblos, también para nosotros que estamos aquí. No queda nadie marginado”.

“El Padre es el Dios que también siempre está con los brazos abiertos para todos los pueblos, eso también nos dice la Palabra de Dios, y su Palabra ilumina la vida, enseña y también corrige”, aseguró.
En la segunda lectura (Heb 12, 5-7. 11-13), continuó su mensaje el Obispo Concha Cayuqueo, “dice no desprecien la corrección del Señor. A veces no queremos ser corregidos y sabemos que lo necesitamos. El buen padre o madre o el adulto a cargo del niño o la niña, junto con corregir explica al hijo, y le dice lo que hay que hacer, lo que es bueno. Los niños cuando entienden esa enseñanza, entonces la corrección se transforma en una luz para caminar mejor, para iluminar la vida”, aseguró.

También se refirió al Evangelio del día (Lc 13, 22-30), donde destacó la respuesta que entregó Jesús al ser consultado “si serán pocos los que se salvarán. Él, no dice ni si, ni no. Solo dice: traten de entrar por la puerta estrecha”, señaló y explicó que, en otro de los evangelios, Cristo dice: “No basta con decir Señor, Señor”.

Continuó; “Hay que hacer la voluntad de Dios, lo que Él nos enseña: que nos amemos unos con otros, el ser justos con los demás, tratarnos bien y buscar la paz siempre. A veces hacer la voluntad de Dios es difícil, y por eso Él habla de la puerta estrecha. No siempre es fácil, pero siempre hay que optar por la puerta estrecha de la dificultad. Todos estamos llamados; hombres y mujeres de distintas lenguas, razas y culturas a formar parte del reino de Dios”, finalizó el pastor de Osorno.

Fuente: Comunicaciones Osorno
Osorno, 27-08-2019