Curicó y Talca celebran Día del Migrante

Cada primer domingo de septiembre en Chile celebramos el Día del Migrante, por ello tanto en Curicó como en Talca la diócesis se unió para conmemorar este día y seguir acogiendo a nuestros hermanos.

 
Lunes 02 de Septiembre de 2019
Ver Galería
En Curicó esta celebración fue a lo grande, invitando a la comunidad a disfrutar de una feria intercultural en las instalaciones de la parroquia Nuestra Señora del Rosario desde las 11:30 horas. Allí estuvo presente el Administrador Apostólico de la diócesis, el padre Galo Fernández Villaseca, quien agradeció la presencia de todos y bendijo la feria, esperando sea la primera de muchas como punto de encuentro, acogida y comprensión entre hermanos migrantes y miembros de la comunidad.

Cantos, bailes, comidas típicas y artesanía se pudo disfrutar en esta actividad que fue llenando el patio de la parroquia conforme pasaron los minutos. Luego a las 12:30 horas se celebró la misa dominical en la parroquia, presidida por el obispo Galo Fernández y concelebrada por el padre Patricio Espinoza, párroco del Rosario.

En su homilía el padre Galo, recordó que Chile en su historia ha tenido diferentes olas de migraciones, pero actualmente hay algo distinto: “Se les atribuye todo lo malo, como si nosotros fuéramos perfectos (…) sabemos que ha sido un desafío porque ha sido grande la cantidad de migrantes que han llegado, pero estamos siendo probados, y probados desde el corazón, desde el espíritu”.

A su vez citó al Papa Francisco cuando invita a celebrar este día del migrante, que justamente se celebra en septiembre, en el mes de la patria: “Hacer patria no es construir muros, hacer patria no es excluir a otros, sino descubrir cómo esta tierra puede ser tierra acogedora y como nuestros brazos pueden acoger e integrar, y descubrir lo mejor de cada pueblo”.

Para finalizar, agradeció la labor de la Pastoral de Movilidad Humana por todo el esfuerzo de hacer una acogida efectiva a nuestros hermanos migrantes y evidenció su felicidad por ver como más agentes pastorales se involucran.

Continuando con la Eucaristía, al momento del ofertorio algunos hermanos migrantes entregaron platos típicos y canastas solidarias para la parroquia. Ya casi finalizando la celebración, también entregaron algunos regalos al padre Galo y al padre Patricio a modo de agradecimiento. Cabe destacar que la feria intercultural se extendió hasta horas de la tarde para el disfrute de toda la comunidad.

Oración y baile en Talca
Mientras tanto en la catedral de Talca, la misa de las 12:30 también recibió a los hermanos migrantes para celebrar este día en familia. La celebración estuvo presidida por el padre Sergio Cerecera, quien aseveró en su homilía que Dios nos pone ante situaciones que podemos ver con el corazón, “como cristianos tenemos esto claro “porque fui forastero y me recibiste”, en eso no podemos transar, es el centro del evangelio y nosotros somos seguidores de Cristo. Por eso, hoy queremos unirnos en esta celebración a estos hermanos que han llegado a nuestra patria, que sin duda en muchos aspectos están haciendo un bonito aporte a cada uno de nosotros”.

Invitó además a “cambiar el idioma y dejar de hablar de “nosotros y ellos”, sino de “todos” como un conjunto, como una nación, porque nuestros hermanos migrantes también vienen a hacer patria a Chile”.

En la Eucaristía hermanos de Venezuela, Haití, Colombia y otros países participaron de igual forma en las peticiones y en el ofertorio. Para luego culminar la celebración con un baile folclórico venezolano a cargo de un grupo de niñas; momento hermoso que se robó los aplausos de todos los presentes.

Fuente: Comunicaciones Talca
Curicó, 02-09-2019