Buenas prácticas e integridad en el servicio eclesial

Numerosos laicos, agentes pastorales, catequistas y encargados de prevención de las parroquias de zona centro de la Diócesis de San Bernardo, se reunieron el sábado 31 de agosto para comentar, analizar y trabajar en la promoción de ambientes sanos y seguros en la Iglesia, además de trabajar el documento Integridad en el Servicio Eclesial.

 
Martes 03 de Septiembre de 2019
Ver Galería
La jornada se realizó en el auditórium del colegio Inmaculada Concepción en San Bernardo, ocasión en la que el Padre Eric González, Encargado de Prevención abordó el documento Buenas Prácticas para ambientes sanos y seguros en la Iglesia, documento Ad experimentun 2018-2021 de la Conferencia Episcopal de Chile.

El presbítero explicó que este documento consiste en un registro sistematizado de acciones reconocidas como útiles en el abordaje de la prevención de abusos sexuales, y que la aplicación de estas prácticas, se deba realizar en cada uno de los ámbitos de la iglesia en Chile, asegurando el bien común de los niños, niñas y jóvenes, fortaleciendo la prevención de abusos mediante la entrega de respuestas adecuadas y oportunas a los casos de abusos sexuales.

Luego los asistentes se reunieron en grupos de trabajo para comentar, analizar, hacer observaciones y compartir experiencias en lo referentes a instalar Buenas Prácticas en sus propios ambientes.

En la segunda parte del encuentro, se dio a conocer el documento Integridad en el Servicio Eclesial, que son orientaciones para el ejercicio del servicio en la Iglesia, documento que surge por iniciativa de los obispos y administradores apostólicos, quienes en la Asamblea Plenaria Extraordinaria de agosto del 2018, se comprometieron a elaborar e implementar un documento que buscara fomentar relaciones basadas en el respeto de la dignidad de la persona en los distintos ambientes de la Iglesia en Chile, con el fin de establecer parámetros de servicio pastoral que faciliten que toda persona que busque encontrarse con el Señor en la vida disponga de ambientes donde ello sea posible, y donde este asegurado el respeto y la dignidad de cada persona.

El presente documento es un conjunto de orientaciones que han de observar los obispos, sacerdotes, diáconos, religiosos(as) y laicos(as) que ejercen un servicio pastoral en Chile.

Al finalizar el encuentro los presentes agradecieron esta instancia donde ellos puedan abordar y analizar esta materia de manera transversal y ser terceros activos en la prevención de abusos a menores y adultos vulnerables.

Fuente: Comunicaciones San Bernardo
San Bernardo, 03-09-2019