Con esperanza y fe más de dos mil peregrinos llegaron al Santuario de Caguach

La devoción más querida de nuestra Diócesis de Ancud, a Jesús Nazareno, especialmente en su Santuario de Caguach, reunió a más de dos mil peregrinos en este invierno, sin contar los miles y miles que se congregaron en sus propias capillas y Parroquias para dar gracias, elevar sus plegarias y alabanzas.

 
Martes 03 de Septiembre de 2019
Ver Galería
Como es tradicional, este 30 de Agosto, en la pequeña Isla de Caguach, llegaron muchos devotos de Jesús Nazareno, que se congregan cada año con esperanza y fe en este Dios de amor y misericordia que escucha nuestros ruegos, porque el mismo Jesús nos enseñó: “pedid y se os dará; buscad y encontraréis; llamad y se os abrirá. Porque todo el que pide recibe, y el que busca encuentra y al que llama se le abre.” (Mt 7, 7-8)

En la homilía de la celebración Eucarística de las 12hrs, el P. Obispo Juan María Agurto expresó “estamos aquí para acompañar pastoralmente la manifestación de nuestra fe en Jesús, que se prolonga ya por tantos años, estamos aquí para dejarnos enseñar por Jesús y en el Evangelio de hoy Él nos enseña a ser humildes, en esta invitación a una fiesta ocupar los últimos lugares, aprender a ser humilde, Él fue el más humilde, porque siendo Dios tomó la condición de un ser humano igual que nosotros, siendo Dios fue el que se puso al servicio de los demás, siendo Dios es el que se puso a lavar los pies de los discípulos y eso es lo que todos tenemos que aprender de Jesús.” (Refiriéndose al pasaje leído este día: Lc 14, 1, 7-14).

En esta bella fiesta a Jesucristo, son muchos los testimonios de las personas que vienen a venerarlo, que vienen a orar y agradecer las muchas gracias recibidas. De entre algunos de ellos compartimos:

“Soy hija de esta tierra y he visto algunos progresos que no puedo dejar de mencionar, en cuanto a su entorno. Hacía muchos años que había dejado de participar justamente porque era un espacio de comercio y NO cumplía con un lugar de Oración. Hace dos años que fui y me encantó el espacio libre y el silencio en la explanada y alrededor del templo, de manera que eso invita a llegar con devoción al coloquio con el Nazareno. Estos días vivido para mí, fue de recogimiento y mucho respeto de los peregrinos. En cuanto a los dueños de casa Caguach, se vio organización y un poco de asperezas entre los otros pueblos, como Alao, Apiao, Chaulinec y Tac. A mí me tocó acompañar algunos encuentros de los Fiscales y Patrones de estos cuatro pueblos que son respetuosos y muy generosos frente a su fe y compromiso, de paz y unidad se sentían un poco confundidos, por algunas actitudes de esta organización de Caguach… o consejo de Capilla de este lugar. Yo, lo viví con dolor y mucha preocupación. Creo que hemos perdido el centro, el objetivo de este encuentro donde nos reunimos para renovar el compromiso de paz y unidad entre los pueblos. Así todos juntos venerar el Nazareno, en armonía, entrega y generosidad de los pueblos”. Hna. Georgina Álvarez (religiosa Filipense).

“Esta es mi primera experiencia viajando a Caguach, siempre he participado de la misa en honor al nazareno más la procesión en mi parroquia. Éste año recibí la invitación para asistir así como en varios años pero esta vez fue diferente, dejé mi miedo de lado de andar en lancha y partimos. Al llegar me encuentro con una larga fila de fieles, agradeciendo y pidiendo a éste noble Nazareno; fue un momento inolvidable, no puedo explicar lo que se siente en ese momento, el ver a tanta gente de todas las edades agradeciendo, pidiendo por sus intenciones, rezando, cantando y llegando de diferentes lados a esta celebración fue realmente inolvidable. El Nazareno estaba presente, así se sentía, y llenaba a cada uno de los que estábamos ahí de esperanza y de su inmenso amor.” Daniela Reyes Montoya, Parroquia Apóstol Santiago de Castro.

“Estuvimos en un encuentro de rectores y equipos de santuarios en Castro y tuvimos la oportunidad de participar en dos fiestas religiosas, una de esas en Caguach; fue una experiencia interesantísima del punto de vista religioso, cultural y más concretamente ha sido una experiencia de encuentro con una fe sencilla, autentica del pueblo santo de Dios, fue edificante darnos cuenta de que, como dice el papa Francisco, la piedad popular no es monopolio de una elite dentro de la Iglesia, sino que le pertenece al pueblo santo de Dios, con una sensibilidad exquisita por la misericordia de Dios, la ternura del Señor que sale al encuentro de su pueblo, que camina con su pueblo y acompaña a su pueblo en medio de sus dificultades y también en medio de sus esperanzas. Eso nos llenó de alegría y gozo al constatar que el Espíritu Santo habla a través del santo pueblo de Dios, indudablemente es lo que nos preservará a nosotros como Iglesia de caer en una auto referencia y ayudarnos a centrar más nuestro corazón y nuestra atención al corazón de Cristo y en su misericordia. ” Pbro. Carlos Godoy, rector del Santuario Inmaculada Concepción del Cerro San Cristóbal en Santiago.

“Nuestro sueño de vivir la gran Fiesta de Jesús Nazareno fue cuando visitamos la Isla de Chiloé el año 2016. Llegamos a la Catedral de Castro y nos encontramos que estaban haciendo la Novena en su Honor. Nos conmovió mucho la imagen de ver a Nuestro Señor con la Cruz y su rostro de dolor. Ahí nació nuestro interés de visitarlo algún día. Y este año mi esposo despertó con el gran interés de ir a su fiesta el 30 de agosto. Ha sido maravilloso vivirlo, escuchar las canciones llenas de devoción!! Nunca habíamos visto tanta gente reunida y con tanto sacrificio acudir a su encuentro. Dios, el Señor guía nuestro camino y nuestras vidas y Él sabe si vamos a volver a esa hermosa Isla de Caguach; ha sido una fiesta hermosa y de gran devoción. ” Familia Robles-Carrasco de Lautaro, Novena Región.

Fuente: Comunicaciones Ancud
Achao, 03-09-2019