Virgen de Fátima despierta los corazones de ariqueños y ariqueñas: se calcula una recepción de más de mil personas

Desde su llegada al Aeropuerto de Chacalluta comenzó a vivirse una atmósfera de alegría y encuentro con Dios. Gran cantidad de personas acompañaron a la imagen de la Virgen de Fátima, entre caravanas y convocatoria en la Iglesia Catedral San Marcos de Arica.

 
Miércoles 18 de Septiembre de 2019
Ver Galería
Expresiones propias de una religiosidad popular característica del norte chileno, reflejó la espontaneidad de la fe, entre lágrimas, alegrías, rezos, cantos, adornado con el simbolismo de cruces, rosarios, estampas, medallas, manifestando en cada
rostro como Dios atiende las súplicas de su Pueblo.

Además se integran dos dimensiones humanas propias. En primer lugar desde las opciones pastorales de la diócesis, la interculturalidad, expresada en la presencia de hermanos y hermanas de Perú y Bolivia que viajaron hasta Arica por la visita de la Virgen de Fátima.

Otros residentes como son las comunidades de Venezuela, Colombia y Cuba, se hicieron presente. Otro factor, las fiestas patrias. Aunque muchos ariqueños salen de vacaciones, la comunidad eclesial y civil supo responder a este llamado de Dios.

Desde el Aeropuerto se dispuso de una caravana que comprendía cinco cuadras con asociaciones que se hicieron presente como son los aficionados a las motos, sumado al esfuerzo de Carabineros de Chile. El recibimiento en una Catedral San Marcos desbordada nos hace pensar en una experiencia significativa de fe y de una Iglesia que hace camino de conversión.

En la liturgia para esta ocasión, Monseñor Moisés Atisha fortaleció el llamado de la Virgen de Fátima a una actitud de vida y fe distinta, con gestos claros de vivir como hermanos, dejando atrás las apariencias y egoísmos. También el custodio en Arica, Padre Mario Maldonado, señaló que en María de Fátima debemos ver nuestro propio corazón, una conversión personal.

Al finalizar, una fila de centenares de fieles saludó a la imagen de la Virgen de Fátima, solicitando por su intercesión, la bendición del Señor.

Fuente: Diócesis de San Marcos de Arica
Arica, 18-09-2019