Exposición mostró el servicio pastoral de distintos carismas

En el atrio de la catedral de Concepción, se realizó la exposición vocacional 2019, que anualmente implementa el Departamento de Pastoral Vocacional y que muestra los distintos carismas, que son expresión del servicio misionero y evangelizador en la Arquidiócesis.

 
Jueves 26 de Septiembre de 2019
Ver Galería
En stands instalados, especialmente, en el lugar, distintas congregaciones expusieron su misión y atendieron consultas de personas que transitaban en el sector.

La muestra concluyó con una liturgia de Adoración al Santísimo, en el atrio, con presencia de religiosas y el Seminario de Concepción, con su rector, el padre Juan Carlos Marín.

Miguel Rocha, a cargo del Departamento de Pastoral Vocacional, junto a su esposa, Verónica Anguita, confirmó que en esta oportunidad, estuvieron presentes diversas comunidades y el acompañamiento del padre Pablo Leiva. “La Expo Vocacional es una instancia en la que queremos mostrar el llamado del Señor”, afirmó, en tanto su esposa agregó que “es una forma de dar gracias a Dios”.

En la muestra hubo testimonios como el de la Hna. Teresita Montes de la congregación Hermanas de la Anunciación, fundación colombiana, con seis misioneras que realizan su labor pastoral en Arauco y en la localidad de Carampangue. “Estamos presentes desde hace siete años en Arauco y tres años en Carampangue. Llevo dos años en esta misión y ha sido una experiencia maravillosa. La gente es muy acogedora y nuestro servicio es en la parroquia y con todos los grupos”, comentó.

La religiosa hizo un llamado a otras jóvenes a descubrir la vocación de camino a Dios. “Vale la pena por Cristo, entregar la vida por Él, en cualquier parte del mundo y por eso estamos acá. Vale la pena, aunque haya muchos cosas diferentes y dificultades, pero el Señor llena el corazón y nos da la plenitud. Invito a todas las chiquillas, no importan los miedos, siempre habrá miedos, pero nos empujan a tomar la decisión. Vale la pena seguir a Cristo”, subrayó.

La Hna. Lida Abad, Dominica de Nazareth, ecuatoriana, con presencia en Arauco, indicó que su servicio es atender a 76 residentes del Hogar de Fundación Las Rosas. “Es un servicio a los más vulnerables. Se encuentra mucha alegría en este servicio, porque es dar la vida por el otro, por el que más necesita. Vale la pena seguir a Jesús”, agregó.

La Hna. Ivonne Latsague, de las Hnas. de María de Schoenstatt, lleva 43 años en la comunidad y feliz como el primer día. Ha estado sirviendo en Temuco, Quinta Normal, La Florida y en Concepción, lleva 20 años. “Es maravilloso servir al Señor. No me he arrepentido nunca. Nuestra misión está enfocada en la mujer y la familia, al servicio de los profesionales y las comunidades. He trabajado en la misión de los peregrinos de Schoenstatt, desde Rancagua a Los Ángeles y en Coyahique”.

Fuente: Comunicaciones Concepción
Concepción, 26-09-2019