Con éxito se desarrolló Semana de la Cultura en Concepción

Por séptimo año consecutivo y con gran éxito, se desarrolló la VII Semana de la Cultura y las Artes, que anualmente programa, en esta temporada, la parroquia San Agustín de Concepción, como un significativo aporte a la comunidad.

 
Lunes 30 de Septiembre de 2019
Ver Galería
Su gestor, el padre Yuliano Viveros, osa, párroco de San Agustín, recalcó la importancia que esta iniciativa tiene para Concepción. En primer lugar, reúne a destacadas figuras de la cultura y el arte de la zona y luego, la propuesta tiene un fin solidario, porque se acude en apoyo de obras sociales que se implementan en la población Agüita de la Perdiz.

“Es una nueva forma transmitir la fe y creo que esto es muy necesario, más que antes, y por ello, los esfuerzos tenemos que redoblarlos. Este año tenemos un programa nutrido con mucha participación”, subrayó el sacerdote.

De acuerdo al programa, el lunes 23 de septiembre, se celebró una sencilla ceremonia en uno de los salones de la parroquia, que contó con la asistencia del alcalde de Concepción, Álvaro Ortiz, quien entregó un saludo y valoró el esfuerzo de la Iglesia. También estuvieron presentes la Delegada Episcopal de la Vicaría para la Educación, Adriana Fernández, quien entregó el saludo del Arzobispo, monseñor Fernando Chomali y animó al padre Yuliano a continuar con estas iniciativas que contribuyen de manera importante a la formación de las nuevas generaciones.

En la jornada de apertura intervinieron el seremi de Educación, Fernando Peña y un representante de la Seremi de Cultura, además del artista visual, Víctor Queirolo, quienes resaltaron la importancia de accionar y fortalecer la cultura como un elemento fundamental para el crecimiento de la persona.

El programa se abrió con la primera ponencia a cargo del Dr. Arturo Bravo de la UCSC, en torno a la Paz y una aproximación bíblica, dentro de la temática de “Una cultura de la paz, que promueve la comunión”. El primer día concluyó con una presentación del coro Inchalam. El martes 24, la segunda ponencia se refirió a “Una cultura de la vida, que promueve este don desde la concepción hasta la vida eterna” y la ponencia sobre bioética y personalismo al servicio de la vida humana inocente e indefensa, a cargo del Pbro. Luis Rifo, concluyendo con un comentario a las obras artísticas en exhibición, del Mag. Francisco Vidal; concluyó esa jornada con una presentación polifónica del coro de cámara Laurencia Contreras Lema. El miércoles 25, en el contexto de la temática de “Una cultura de los valores, que promueve la ética y el sentido social”, con una ponencia sobre ética y valores: dos caras de una misma moneda, a cargo del máster en filosofía, Salem Rifo; además, hubo un cometario artístico con el profesor Daniel Fuentealba, docente de fotografía y la presentación de la Corporación Sinfónica de Concepción.

El programa continuó el jueves 26, con la temática “Una cultura del respeto, que promueve la dignidad humana, libre de abusos”, y la ponencia sobre ¿De qué hablamos cuando hablamos del respeto a los menores?, a cargo de la profesora Teresa Lobos del Fierro, abogada de la UCSC. En ese espacio se presentaron obras de la galería de arte El Caballo Verde, con Carmen Azócar, galerista; también una presentación con Ars Vocalis. El viernes, se realizó una presentación de música folclórica con el Coro Botempi y la presentación del libro “Las puertas” (literatura fantástica) del P. Juan Carlos Ayala, presentado por Mons. Fernando Chomali. El cierre de la Semana de la Cultura y las Artes, fue con la entrega de reconocimientos y la presentación de la orquesta semillero del Conservatorio Laurencia Contreras de la UBB.

Exposición y obras sociales

El P. Yuliano resaltó también la presentación de una muestra con obras de alumnos de colegios de Iglesia, en el templo, la que fue visitada por varios establecimientos.

Pero junto con el aspecto cultural, esta iniciativa tiene también un factor solidario importante. El aporte voluntario que se recibe en cada jornada se destina a dos obras sociales, que impulsa la comunidad parroquial. Por un lado, contribuye al dispensario médico comunitario (DIMECO), ubicado en el segundo piso de un edificio inserto en la población Agüita de la Perdiz, donde se habilitó un box de atención de salud primaria, en vinculación con la Dirección de Salud Municipal, para lo cual existe un convenio, que permite que acudan rondas médicas al sector.

En el mismo lugar, pero en el primer piso, funciona un comedor fraterno, habilitado para adultos mayores de la población. “En concreto . enfatizó el padre Yuliano – es poder contemplar el arte, disfrutarlo y dejarse sensibilizar y compartir con los que menos tienen”.

Fuente: Comunicaciones Concepción
Concepción, 30-09-2019