Obispo Bastres: "Hagamos de nuestra patria un país de hermanos"

En una carta enviada al director de un diario de circulación regional el día 22 de octubre

 
Domingo 27 de Octubre de 2019
Ver Galería
El pasado 18 de Septiembre en el Te Deum, sosteníamos que era necesario y urgente trabajar por crear una verdadera “amistad cívica”, esto constatando el clima crispado que vivimos como sociedad.

En estos días, hemos sido testigos de situaciones de violencia que nunca habíamos imaginado. Muchos han realizado análisis coincidiendo que esto responde a un malestar profundo de una tremenda desigualdad en nuestra sociedad, frente a una injusticia que viene de varios años atrás.

Ante todo, condenamos los actos de violencia y destrucción, pues ellos se oponen a generar una convivencia ciudadana y una amistad cívica, por ello es importante, evitar la violencia la física y verbal.

En la reciente declaración de la Conferencia Episcopal, del pasado sábado 19, afirmábamos que “Chile necesita un diálogo social centrado en las personas, en sus modos de convivir y habitar la casa de todos, y una amistad cívica fundada en el bien común, esto es, en instancias donde los actores políticos, sociales y económicos puedan prescindir de sus intereses particulares para trabajar por proyectos consensuados en que la mayoría nos reconozcamos. Cada compatriota tiene un aporte que hacer y las autoridades, desde sus diversos ámbitos de responsabilidad, deben saber escuchar la voz de su pueblo”.

Como un gran signo de esperanza, volvimos ayer nuestros ojos a la multitudinaria movilización, realizada por las calles céntricas de nuestra ciudad. Como bien titula en su portada de hoy: “miles de magallánicos marcharon pacíficamente en la tarde de ayer… Los manifestantes rechazaron la violencia y se encargaron de aplacar cualquier atisbo de desorden…”

Hemos podido constatar, que al igual que la protesta del gas y tantas otras, todos deseamos manifestarnos en forma pacífica y construir esta amistad cívica tan necesaria para hacer de nuestra región y patria un “país de hermanos”. Ciertamente este es un gran signo de esperanza que nos ayuda a la amistad cívica, con el desafío de pasar de los análisis a acciones concretas.

Agradezco su disponibilidad.

+ Bernardo Bastres F.sdb
Padre Obispo de Magallanes

Fuente: Comunicaciones Punta Arenas
Punta Arenas, 27-10-2019