Obispo Jorge Concha Cayuqueo valoró acuerdo alcanzado y reiteró la necesidad de una nueva Carta Fundamental para Chile

En el contexto del histórico acuerdo por la paz y la creación de la nueva Constitución para Chile que alcanzaron parlamentarios oficialistas y de oposición este viernes 15 de noviembre, el Obispo Jorge Concha Cayuqueo valoró la medida alcanzada y reiteró la necesidad de la nueva Carta Magna, tal como lo expresó en su homilía de la misa en que la Iglesia de Osorno pidió especialmente por la justicia y la paz de nuestro país, el pasado 26 de octubre.

 
Sábado 16 de Noviembre de 2019
En esta oportunidad, el Administrador Apostólico de nuestra diócesis se refirió a dicho acontecimiento y detalló seis puntos que debe considerar también esta nueva Carta Fundamental:

“En primer lugar reconocemos que estamos viviendo un momento crucial para nuestro país y por eso valoramos mucho el acuerdo alcanzado en nuestro parlamento; puede ser trascendental a corto y largo plazo en la convivencia de todos y en el destino de Chile. En lo inmediato, puede ayudar a descomprimir el actual momento que estamos viviendo, de mucha violencia, que ciertamente pone en grave peligro la paz, la democracia, el trabajo, la integridad de las personas y de sus bienes y de todo el estado de derecho que es necesario.

A mediano y a largo plazo, por muchos aspectos es necesario una nueva Carta Fundamental para Chile, acorde a los tiempos actuales, con una consideración adecuada a la actual realidad de los chilenos y chilenas, a su visión de la realidad, a sus frustraciones y a sus esperanzas, y que marque la vida de todos con nuevos estándares para los próximos decenios.

Ojalá que se superen muchas de las críticas a la actual Constitución, desde ya es esperable que se haga con mucha participación ciudadana, con las mejores mentes que cuente el país y las más preparadas, de tal modo que tenga la profundidad, la legitimidad y el peso propio de una carta fundamental.

Quiero expresar que, para nosotros, como católicos y chilenos, todo es importante, pero me atrevería a subrayar desde ya seis núcleos de mucha relevancia:

1) La libertad religiosa. La nueva Constitución debe garantizar este derecho fundamental de la libertad de culto, de reunión, de organización y de expresión de las convicciones religiosas y el derecho a poder nutrir la conciencia a partir de tales convicciones.
2) La libertad de enseñanza. Otro núcleo importante es todo el tema de la libertad de enseñanza que debe ser garantizada en una Constitución democrática.
3) Se debe garantizar la libertad para que las familias puedan elegir la enseñanza de sus hijos.
4) La preservación y el cuidado de la Casa Común, el cuidado del medio ambiente y de la biodiversidad; en este tema se debería dar pasos muy importantes y que no están en la actual Constitución.
5) El necesario reconocimiento y autonomía de los pueblos originarios de nuestra patria; en Chile estamos muy atrasados y es la oportunidad para dar grandes pasos al respecto y en forma civilizada.
6) El cuidado de la paz social; a este respecto pienso que una nueva Carta Fundamental, puede cuidar mejor este valor y quizás establecer mecanismos que permitan resolver de mejor forma y en tiempos oportunos los conflictos sociales, sin que sea necesario llegar a situaciones límites como lo hemos visto en los últimos días.

Debemos orar para que el Espíritu de Dios se manifieste con el mejor espíritu de los chilenos y chilenas”.

Fuente: Comunicaciones Osorno
Osorno, 16-11-2019
Documentos Adjuntos: