Renovación Católica Carismática de Iquique presenta a su nuevo encargado diocesano

El obispo de la diócesis, Guillermo Vera, fue quien oficializó la eucaristía donde se realizó el envío y traspaso de mando, donde también se dieron a conocer la nueva generación de coordinadores de los diferentes grupos y movimientos carismáticos.

 
Jueves 12 de Diciembre de 2019
Ver Galería
A eso de las 20:00 horas, en la Capilla de Nuestra Señora de Fátima, se daba inicio a esta ceremonia eucarística donde Mons. Vera, presentaba oficialmente al nuevo encargado diocesano, Nelson Castillo Vergara.

Previo a la presentación, el obispo agradeció a la comunidad por el servicio de evangelización que realizan a diario, donde señaló: “Gracias por ese respeto que le tienen a Dios, ustedes son ese testimonio vivo de que es Él quién renueva nuestra vida y nuestra juventud. Aprovéchenlo, tómenlo y anuncien ese regalo; salgan y proclamen su amor por medio de la oración y las alabanzas, para que los demás escuchen y vean que hay un Dios que nos espera para entregarnos todo y más”.

El cargo diocesano fue entregado por Marcos Santibáñez, quien cumplió el periodo de 2 años encabezando la comunidad en Iquique, donde entregó una vela encendida la cual simboliza el fuego de la renovación por parte del Espíritu Santo.

“Ser encargado diocesano es un gran desafío, ya que no me lo esperaba, mi intención era solo apoyar a Marcos cuando me invito a participar de equipo… y mira donde estoy ahora. Me tomo con mucha responsabilidad este llamado por que no es cualquier persona quien me lo da, sino, Dios mismo, y es a Él al quien hay que responder”. Comentó Nelson Castillo una vez culminada la actividad.

Dentro de la presentación, también se dio a conocer la nueva generación de coordinadores de las diferentes comunidades carismáticas insertas en la diócesis de Iquique, de los cuales se contemplan 18 grupos.

A nivel Juvenil, también fue presentada la nueva encargada diocesana Constanza Cárcamo, quién manifestó que no se trata de un simple cargo, aclarando que: “Para mi es poder seguir el legado que se construyó en el periodo anterior, es poder evangelizar a las personas que no conocen a Dios, es poder seguir adelante a pesar de las adversidades que estén en el camino, y sobre todo, es poder representar a los jóvenes de la RCC de Iquique de una manera totalmente diferente, donde no sólo nos enfocaremos en seminarios de vida, si no que también, asistiendo a hogares de jóvenes, y realizando obra sociales que nos permitan evangelizar dentro de la sociedad”.

Siguiendo la misma línea, son los jóvenes dentro de esta corriente de gracia, quienes son llamados con mayor fuerza a salir a evangelizar y a proclamar la buena nueva con sus pares, donde incluso el Papa Francisco dijo “Ellos son la renovación de nuestra Iglesia”, y más aún con las distintas situaciones que vive nuestro país. Así también lo expuso Catalina Zurita, nueva coordinadora del grupo de jóvenes de ICTUS de la comunidad San Norberto, donde agregó que: “Es un gran desafío, una experiencia nueva, distinta, y con una responsabilidad tremenda sabiendo todo lo que estamos pasando hoy como país y la necesidad que también hay en el mundo; nosotros somos parte del cambio. Llevo muchos años sirviéndole y nunca le he pedido un cargo a Dios, simplemente que me hiciera amar el servicio, y creo que en parte esto es una gran bendición y regalo por todo lo entregado”.

Por otro lado, Lorna Sánchez Alcócer, discernida como nueva encargada del grupo juvenil COES de la Parroquia Espíritu Santo, nos habló del rol y la responsabilidad se adquiere al aceptar el llamado a Servir. “Ser encargada de un grupo juvenil implica tener tiempo y comprensión para cada joven independientemente de la situación que esté viviendo; es un gran desafío porque yo sigo siendo una más de todo el grupo, y se me ha hecho difícil sentirme escuchada y lograr que los demás sepan que estoy para ellos como una pastora que los escucha y quiere ayudar, pero tengo la confianza puesta en Dios, y sé que Él me puso en este lugar como respuesta a lo que hoy en día necesita la comunidad, y si Dios me quiere aquí, será Él quien me brinde las herramientas necesarias para guiar y generar los cambios que se necesiten. Finalizó la joven coordinadora.

Por último, Michael Shoters, quien asumió como el nuevo encargado de la Comunidad Joven-Adulta del grupo Nueva Alianza, mencionó también la importancia de no dejar de lado a las familias y a las distintas personas que han tenido que abandonar grupos juveniles por diversas responsabilidades personales. “Es un desafío que tomo con mucha alegría, donde hay que seguir trabajando para seguir construyendo un espacio comunitario para poder orar y evangelizar, sobre todo viendo las realidades que muchos tenemos, donde el trabajo, los hijos, y la familia también cumplen un rol importante para Dios”. Aclaró Michael.

La celebración y envío de los nuevos coordinadores, concluyó con un compartir donde toda la comunidad de la Renovación Católica Carismática de Iquique, les dio la bienvenida a los nuevos encargados diocesanos.

Fuente: Comunicaciones Iquique
Iquique, 12-12-2019