Albergue Móvil y USS cierran atención 2019 con una gran Cena Navideña

Una muy animada cena navideña vivieron numerosas personas en situación de calle que, durante el año, son acogidas en el Albergue Móvil “La misericordia”, en Concepción. El servicio estuvo a cargo de la Universidad San Sebastián (USS).

 
Miércoles 18 de Diciembre de 2019
Ver Galería
El grato encuentro, con el cual se cierra el ciclo 2019 del servicio del albergue, se desarrolló en dependencias de la parroquia San Agustín. Monseñor Fernando Chomali dio la acogida y agradeció a la parroquia, a la Vicaría de Pastoral Social, a la USS, al Coro Bontempi y especialmente a Ángelo Lagos, gran colaborador con el Albergue Móvil, coordinando el voluntariado cada noche. “Agradezco a ellos y a tantas personas que colaboran para tener este momento tan hermoso. Esto es un obra de Dios, porque estamos celebrando el nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo. ¿Quién es? Es el Hijo de Dios. Jesucristo es Dios, Jesucristo nació en un pesebre y dio la vida por nosotros, perdonó a los pecadores y nos da la alegría de vivir, nos hace ser solidarios”, expresó.

Recordó que detrás de este servicio hay mucho trabajo. “No es un trabajo cualquiera, sino que hay mucho amor. Estos jóvenes (refiriéndose a los alumnos de la USS), se están formando para ser profesionales y se dan cuenta que ser profesionales es una gran responsabilidad, que se manifiesta en el servicio”.

Indicó, además, que el Albergue cumplió tres años de servicio a las personas en situación de calle. “Con lo sucedido, aquí, nos daría para escribir un libro de mil páginas, pero la palabra es una sola: amor al prójimo. Ustedes son los predilectos de Jesús y tenemos que trabajar mucho, para que las futuras generaciones no vivan lo que han sufrido ustedes. Hemos tratado con responsabilidad de darles lo mejor que hemos podido y el próximo año, seguiremos”, anunció, recibiendo un fuerte y prolongado aplauso.

Constanza Escobar, directora de la Escuela de Liderazgo de la USS, informó que la idea de llegar a la cena de Navidad de este año, en el Albergue Móvil, surgió en conversaciones con representantes del equipo del servicio, de lo cual permitió que el bus llegara a la Universidad, en el curso del año, motivando un gran interés de la comunidad universitaria, especialmente de los alumnos. Finalmente, se acordó el compromiso de preparar la cena de fin de actividades para el presente año, el martes 17 de diciembre.

Cerca de 70 personas, entre directivos, académicos y más de 50 estudiantes formaron un gran equipo dispuesto a brindar una excelente atención a cerca de 100 personas en situación de calle, que coparon un gran salón con comedores, donde actuaron el Coro Bontempi de Concepción y el Coro de la USS.

“Vivir esta experiencia nos deja un sentimiento muy lindo de satisfacción y alegría. Ha sido muy emocionante poder ayudar al prójimo. No sólo atenderlos, sino compartir y conversar con ellos y conocer sus historias. Nos vamos con el corazón contento”, manifestó Constanza, agregando que actitudes y acciones como ésta, contribuyen a un mundo más humano y fraterno. “Es lo que tenemos que hacer hoy. El mundo nos invita a ponernos al servicio de los más necesitados, a compartir con ellos, más allá de dar y mandar cosas. Tenemos que ser humanos y pensar en qué y cómo aportar; desde donde estoy, qué puedo hacer y contribuir a mi país. Es necesario hacer cosas que construyan más que destruyan”.

Raquel Correa, directora del Coro Bontempi se mostró emocionada de haber actuado ante un público tan especial como las personas en situación de calle. “Fue emocionante, porque justamente estamos cumpliendo un año de formación. No sabíamos que hoy era la Cena Navideña”, expresó muy contenta, precisando que en el repertorio incluyeron temas de compositores clásicos extranjeros, pero además, villancicos nacionales e internacionales.

Fuente: Comunicaciones Concepción
Concepción, 18-12-2019