Santuario de San Sebastián: una gran reserva espiritual del país

El arzobispo de Concepción, monseñor Fernando Chomali, afirmó que el santuario de san Sebastián, en Yumbel, es una gran reserva espiritual de Chile, que tiene que ser preservada.

 
Lunes 20 de Enero de 2020
Ver Galería
Valoró que miles de personas lleguen a este lugar y que este año, comenzó a manifestarse desde el fin de semana. “Si me llamara una persona que vive fuera de Chile y me dijera quiero conocer el alma de Chile, yo le diría que venga a Yumbel, a la fiesta de san Sebastián, porque aquí está el corazón de Chile; aquí está la reserva espiritual de nuestro país”.

En contraparte, sostuvo que en el país hay mucha violencia y llamó a pensar en los verdaderos fundamentos de la vida que es Dios e hizo referencia a la gigantesca presencia de peregrinos que han llegado a Yumbel, desde el fin de semana y que, este lunes 20 de enero, se incrementó fuertemente.

Enfatizó que desde la mirada de Dios se puede edificar una vida más humana y fraterna. “Estoy muy emocionado de lo que se ve en esta festividad. Son miles las personas que vienen a manifestar su fe en Dios. Soy un convencido que esta es la gran reserva espiritual que tiene Chile y la tenemos que cuidar y ese es el compromiso de la Iglesia”, subrayó.

También se refirió a la injusticia, lo que derivó en la “crisis social” del 18-O. “Chile es un país tremendamente injusto. Hay más de 700 mil jóvenes que no estudian ni trabajan. Nosotros, como Iglesia, somos testigos de tantos adultos mayores abandonados que, en alguna medida, nos hemos hecho cargo. Para superar la injusticia, cada uno de nosotros tenemos que ser justo y, evidentemente, todos los líderes tenemos responsabilidad, en ese sentido. Las encuestas que demuestran la poca confianza que hay en las instituciones, nos tienen que hacer pensar que tenemos dar el ejemplo y ser testimonios vivos “, enfatizó, añadiendo que “hay que repensar el servicio público, porque muchas personas, en lugar de servir, se sirvieron e hicieron mucho daño al país”.

El arzobispo recalcó que hay mucho temor en las personas. “La gente no sabe qué va a pasar con su trabajo y muchas personas han perdido su trabajo, pero, por otro lado, Dios escucha las súplicas del pueblo y esperemos que suscite más paz y diálogo. En Chile, lo que más necesitamos es diálogo. La verdad es sinfónica, porque todos tenemos algo de verdad y tenemos que ponerla en común y dejar de lado nuestros propios intereses y poner al servicio de intereses comunes. El gran mensaje de la Iglesia Católica es que el bien común prevalece sobre lo individual y estamos llamados, en el fondo, a abrir nuestra mente y nuestro corazón”.

Respecto a la falta de diálogo como vía fundamental para abordar los problemas que enfrenta el país, el arzobispo dijo que “hay una tendencia generalizada y hay necesidad de ser escuchados, porque la escucha a uno le abre horizontes y perspectivas”.

La festividad de san Sebastián, en este lugar, comenzó desde la medianoche, con celebración de misas cada hora y media y que culminaron a las 21 horas, con el retorno de la imagen del santo, desde el campo de oración al templo. Previamente, a las 17 horas, se realizó la tradicional procesión por el pueblo de Yumbel, donde participan cientos de personas y se suman masivamente los clubes de huasos.

Fuente: Comunicaciones Concepción
Concepción, 20-01-2020