Obispo Galo Fernández:

“El ministerio enviado es ante todo un ministerio de la Palabra”

Como parte del cierre de la Jornada Anual de ministros enviados de Talca Ciudad y Talca Rural, se celebró este domingo 26 de enero una misa en la Capilla San Luis Gonzaga de Vilches.

 
Lunes 27 de Enero de 2020
Ver Galería
Desde el jueves 23 de enero hasta este domingo 26, los ministros enviados de Talca Ciudad y Talca Rural se reunieron en Vilches para disfrutar de un momento de encuentro entre ellos y sus esposas. Entre las actividades que realizaron y ya para dar cierre a la jornada, celebraron este domingo a las 12:00 horas una Eucaristía en la Capilla San Luis Gonzaga de este sector pre cordillerano, la cual fue presidida por el Administrador Apostólico de la diócesis, el padre Galo Fernández.

Luego de las lecturas del día, el obispo expresó en su homilía la alegría de estar celebrando la Eucaristía en ese templo con tanta historia e invitó a los ministros y a sus esposas a unirse al “Domingo de la Palabra”, así como lo hizo el Papa Francisco hace un tiempo cuando instituyó este día para poner en el centro la Palabra de Dios que genera vida.

Así mismo el obispo indicó que “el ministerio enviado es ante todo un ministerio de la Palabra, la Iglesia lo tiene instituido siempre en el ministerio de la palabra y en el servicio del altar. El ministro enviado en la dimensión litúrgica que le corresponde pero que no es la única, porque están llamados a ser ante todo animadores de la vida de la comunidad y testigos del Evangelio en medio de los lugares donde les toca vivir, pero en esta dimensión litúrgica están llamados a ser ministros de la Palabra, personas que lean y se dejen penetrar por la fuerza de Dios que viene en su Palabra, más que nadie tienen que leerla, estudiarla, escudriñarla, es como escarbar en ella, y eso es una gran responsabilidad que se les encomienda”.

Por otra parte, aseguró que vivimos en un mundo que gira en torno a cosas materiales, en cosas que no llenan, y nuestras generaciones de relevo se ven atrapadas en una vida llena de insatisfacciones al dejarse llevar por apariencias en vez de proyectos con esencia.

“Que importante el don que tenemos que entregar, la Palabra anunciada. Que en esta hora de la historia la Iglesia no calle, la Iglesia pueblo de Dios, ministros de la Palabra y todos los espacios, tenemos que centrar nuestra vida en la Palabra de Dios para que ella sea luz que ilumine nuestras oscuridades, que lo hagamos con delicadeza y respeto a ella”.

Ya al final de su homilía, el obispo invitó al matrimonio de Flora Elena Albornoz y Marcelo Ruz a pasar al altar para dar un testimonio de fe sobre el padre José Fortunato Berríos, sacerdote de nuestra diócesis del siglo XIX y quien se encuentra en proceso de posible canonización.

Ambos hace un año atrás se encomendaron al padre José Fortunato por problemas de salud que estaba atravesando Flora Elena, y ya en la actualidad quisieron agradecer y contar su historia sobre este milagro, en medio de muchas emociones que se evidenciaron a través de las lágrimas del matrimonio.

Luego de esto la celebración Eucarística prosiguió y ya para concluir todos los presentes a esta jornada se tomaron la respectiva foto grupal a las afuera de este icónico templo de Vilches.

Fuente: Comunicaciones Talca
Vilches, 27-01-2020