Misiones Familiares “Integrando en Cristo”

Por segundo año consecutivo el grupo de Misiones Familiares “Integrando en Cristo”, visita la comuna de Molina para seguir brindando su servicio misionero con actividades que integran los distintos carismas de la Iglesia.

 
Miércoles 29 de Enero de 2020
Ver Galería
José Pedro Claude, uno de los jóvenes coordinadores de estas misiones indicó que llegaron desde Santiago a Molina el pasado viernes 24 de enero, alojando en el Colegio Henry Cetty, los 60 misioneros que pudieron viajar en esta oportunidad. Comentó además que “nuestro objetivo como Misiones Familiares, en donde pueden ver la participación de personas de todas las edades, es poder integrar en la misión los distintos carismas de la Iglesia para entregar esas riquezas a las comunidades que visitamos”.

Entre las actividades que desarrollan en su semana de misiones, se contemplan acciones en las mañanas como oraciones, desayuno y luego sus formaciones internas, posteriormente hacen un envío para empezar a misionar, ya a las 11:00 horas salen a realizar el puerta a puerta hasta las 14:00 horas, donde recorren casas de diferentes sectores y conversan con los vecinos, invitándolos también al resto de las actividades.

A la hora de almuerzo, realizan una comida comunitaria a la que pueden asistir todas las personas de la comunidad que así lo deseen, luego entre los jóvenes misioneros realizan un conversatorio sobre la visita a los hogares, para ver qué se puede mejorar para el día siguiente. Y ya en horas de la tarde, se dedican a realizar talleres para niños, donde incluyen dinámicas y catequesis; talleres para los jóvenes, los cuales centran más en actividades deportivas como partidos de fútbol y talleres para adultos, enfocados en tejido a crochet. A las 19:00 horas celebran una Eucaristía y en la noche finalizan las actividades con oraciones.

El resto de la semana, las actividades que se tienen programadas son una procesión desde la plaza de armas de Molina este miércoles 29 de enero, y posteriormente una misa. También como actividad final, se tiene previsto realizar un show de talento y una completada el viernes 31 de enero en la tarima de la plaza, donde se espera acuda la mayor cantidad de vecinos.

Para María Pilar Costabal, realizar misiones no es fácil, es un servicio que te impulsa a buscar en tu corazón el verdadero sentido del porqué estás allí: “Es muy agotador y bastante intenso el horario, pero al mismo tiempo es una riqueza, llena muchísimo, la alegría es tremenda, es un cansancio agradable. Pero también sé que esa fuerza no viene de mí, viene de Dios, es Él el que me mueve porque sola estaría todo el día en mi casa durmiendo. Sé que el Espíritu Santo me mueve para anunciar la buena noticia, ese amor de Dios y esa misericordia que a mí me ha cambiado la vida y que no puedo quedármela para mí, necesito compartirla con los demás”.

Los 60 misioneros se despedirán de la comunidad el viernes 31 de enero, pero partirán a sus hogares el sábado, esperando haber hecho un buen servicio misionero en este segundo año que visitan Molina, para volver con más fuerzas en el 2021, en su tercer y último año de misiones en esta comuna de nuestra diócesis.

Fuente: Comunicaciones Talca
Molina, 29-01-2020