Caritas llama a “Abrir los corazones a una fraternidad mundial”

El Secretario General de Caritas Internationalis, Aloysius John, manifiesta su preocupación por que teme que la crisis de la pandemia pueda "llevar a la estigmatización de los pacientes de Covid-19, así como a la discriminación de los grupos vulnerables de la sociedad, como los inmigrantes y los refugiados".

 
Miércoles 01 de Abril de 2020
En un artículo publicado el miércoles, 1 de abril, en L’Osservatore Romano, el diario de la Santa Sede, el Secretario General de Caritas Internationalis, Aloysius John, lanzó un llamamiento sobre la actual emergencia sanitaria que estamos atravesando a causa del coronavirus: “En esta situación de emergencia sanitaria, Caritas Internationalis está en primera línea para poner en marcha un plan contra la propagación de la pandemia, pero es fundamental la cooperación mundial”; manifestando al mismo tiempo su preocupación por que, teme que la crisis de la pandemia pueda "llevar a la estigmatización de los pacientes de Covid-19, así como a la discriminación de los grupos vulnerables de la sociedad, como los inmigrantes y los refugiados".

Se necesita un esfuerzo concertado de todos

El Secretario General de Caritas Internationalis, ante la propagación de la infección que está dejando personas fallecidas en diferentes partes del mundo, invoca un esfuerzo concertado en el que participen "no sólo los gobiernos locales y los organismos internacionales, sino también la sociedad civil y los grupos religiosos". Por ello, ante la pregunta de Francesco Ricupero (autor de la entrevista, ndr), de ¿cómo las organizaciones vinculadas con Caritas están tratando de garantizar el mayor número posible de servicios a los necesitados?, Aloysius John, responde diciendo que, “para afrontar mejor el Covid-19, la recopilación de información y la sensibilización son un objetivo clave”. Para John, las personas, especialmente las más vulnerables, deben tener derecho a información y orientación para evitar la infección. Esto se hace a través del uso de medios como la radio y los periódicos dirigidos por la Iglesia Católica. Como lo vienen haciendo por ejemplo en Rwanda, donde Caritas transmite mensajes de sensibilización de la Iglesia a las comunidades para que sean conscientes del riesgo. Iniciativas de este tipo se vienen realizando en Singapur, Italia y otros países.

Luchar contra el virus es una responsabilidad colectiva

Asimismo, al ser interrogado si ha llegado el momento de crear una red de responsabilidades en la que todos puedan intervenir para ayudar a los demás, el Secretario de Caritas señaló que, luchar contra el virus es una responsabilidad colectiva, pero también es necesario ir al encuentro de las exigencias de quienes no están infectados, pero son víctimas colaterales de esta crisis. “En Caritas Internationalis – afirma Aloysius John – también estamos preocupados por los trabajadores de los países más pobres que corren el riesgo de no recibir más un salario porque no pueden continuar con su trabajo. Y qué decir de los trabajadores precarios que no tienen ninguna seguridad social. Creo que es hora de mostrar solidaridad, amor y cuidado”. Citando las palabras del Papa Francisco durante el momento de extraordinario de oración del viernes pasado, John recuerda que “el coronavirus también debe sacar lo mejor de nosotros”, debe hacer emerger la humanidad, porque todos somos seres humanos y debemos vivir en solidaridad como una comunidad humana.

El Covid-19 nos ha mostrado lo vulnerables que somos

Sobre esta crisis de pandemia mundial y sobre la posibilidad de que pueda dar lugar a la discriminación de grupos vulnerables, como los migrantes y los refugiados, el Secretario de Caritas Internationalis, dijo que el Covid-19 nos ha enseñado una lección, es decir, “la humanidad no tiene fronteras, ni etnia, ni casta, ni religión, ni estatus económico. Debemos ser conscientes de que no somos inmortales y el coronavirus nos ha mostrado cómo en tres meses todo el planeta está en pánico: bloqueado y aislado”. Para John, ha llegado el momento de abrir nuestros corazones en una fraternidad global de espíritu para recibir y acoger al otro, ya que el Covid-19 nos ha mostrado lo vulnerables que somos. Nos ha hecho entender que tenemos necesidad los unos de los otros para luchar contra un enemigo común.

No olvidarnos de luchar contra la pobreza, violencia y persecución

Además, refiriéndose al propósito de Caritas Internationalis de llegar a todos los grupos sociales menos afortunados del planeta, Aloysius John precisa que, Caritas, está al servicio de la Iglesia local, está presente de forma generalizada y está en contacto directo con las comunidades parroquiales. Además, colabora con todas las comunidades religiosas. “Cuando decimos Caritas Internationalis, estamos hablando de los 165 miembros que juntos pueden actuar de manera eficaz y eficiente”. Por ello, no se debe desviar la atención hacia otras cuestiones críticas como la pobreza, la violencia y la persecución. En este sentido, el Secretario de Cáritas dijo que, “esta pandemia debe ser un momento de kairós. El mundo no podrá funcionar como antes. En el futuro tendremos que dirigir nuestras reflexiones para tratar de ser más creativos y mantener el impulso de solidaridad que experimentamos durante el Covid-19. Debemos buscar un nuevo orden, económico y ecológico, que debe ser integral”. Debemos luchar contra la pobreza con la misma determinación con la que estamos enfrentando la pandemia. El virus de la pobreza es aún más grave que el Covid-19. Tenemos que ver cómo se puede cancelar la deuda internacional de los países pobres o en desarrollo y cómo se puede utilizar el dinero localmente para ayudar a los pobres a llevar a cabo micro proyectos y salir de la pobreza. La Iglesia puede ser un actor importante junto con Caritas porque tiene la infraestructura, la capacidad y los medios para hacerlo.


Fuente: Vatican News
Vaticano, 01-04-2020