Obispado de Talca firmó convenio con Servicio de Salud del Maule

El acuerdo implica la utilización de tres casas de ejercicios de la Iglesia de Talca, para que personas contagiadas con Covid-19 puedan hacer de buena forma la cuarentena.

 
Jueves 16 de Abril de 2020
Ver Galería
Este convenio se firmó en la tarde del miércoles 15 de abril, siendo suscrito por el doctor Luis Jaime Gaete, Director del Servicio de Salud del Maule, y por Felipe Martínez Moyano, Ecónomo del Obispado de Talca, quedando con efecto inmediato.

En la oportunidad se destacó que las casas de ejercicios a ocupar serán la Casa Rauquén de Curicó (ex Seminario San Pablo), la Casa Joc y la Casa San Alberto Hurtado, ambas ubicadas en la localidad de Vilches, llegando a un total de 140 habitaciones aproximadamente.

“Cabe destacar que este convenio implica una colaboración mutua entre el obispado y nosotros, en la cual nos cede ciertos lugares en los que podemos mantener dentro de un área segura a pacientes que son Covid positivo y que no tienen ningún tipo de enfermedad, o sea son portadores sin ningún síntoma”, aseveró el Dr. Luis Jaime.

Y agregó que: “Esto nos ayuda mucho ya que alivia nuestra carga de trabajo en el sentido que nos permite descongestionar los hospitales, de tal modo que esas personas que no tienen red de apoyo social y no tienen donde pasar esta cuarentena, van a estos lugares que hemos adaptado. El obispado nos presta estos inmuebles y nosotros nos preocupamos de la alimentación y el personal sanitario para el cuidado de ellos, mientras dure esta cuarentena”.

Por otra parte, el obispo Galo Fernández Villaseca, Administrador Apostólico de la Diócesis de Talca, destacó el compromiso de la Iglesia ante la crisis sanitaria que se vive.

“Desde el primer momento de esta emergencia nos preguntamos cómo podíamos contribuir como Iglesia, y pusimos a disposición del Gobierno Regional del Maule las casas de retiro que posee la diócesis, pensando que podrían ser buenos lugares para que personas enfermas pudieran tener los cuidados que requieren, quedando a criterio de lo que el Servicio de Salud del Maule determine. Esta casas están muy aisladas, por lo que son óptimas para que las personas puedan vivir su cuarentena de manera segura para ellos y para el resto de la población”, destacó el obispo.

Fuente: Comunicaciones Talca
Talca, 16-04-2020