Alimentos no perecibles, el último saludo al Padre José Durán en su funeral

El velorio del sacerdote se transformó en un momento de solidaridad donde la comunidad se despidió aportando con alimentos para ir en ayuda de los más necesitados en este tiempo de pandemia.

 
Martes 05 de Mayo de 2020
“Tras el fallecimiento del Padre José Durán, el sábado 25 de abril, y dadas las condiciones de Crisis Sanitaria por el Covid-19, se definió, con el apoyo del Municipio, un sistema de control que nos permitiera realizar un velorio y funeral de acuerdo a lo definido por la autoridad sanitaria, así surgió la idea, al interior de la comunidad, de publicar en redes sociales la información de velorio en la Parroquia, e invitar a los vecinos que quisieran realizar un último saludo a nuestro Padre Pepe, que no llevaran flores, sino que aportaran con algún alimento no perecible para ir en ayuda de familias de escasos recursos de la comunidad, y así continuar con la obra social de nuestros padres Norbertinos. La respuesta fue inmediata y la comunidad en su gran mayoría que asistió a la Parroquia pudo cooperar con alimentos”, relató Andrés Parra, amigo del Padre José Durán, y participante de la comunidad de la Parroquia San Pablo de Chiguayante.

Se reunieron 50 cajas de ayuda, con un valor aproximado de $25 mil, cada una. “Para que las canastas fuesen homogéneas, el Padre Gustavo autorizó la compra de los alimentos faltantes, con recursos obtenidos de coronas de caridad recibidos tras el velorio y funeral”, agregó en detalle Andrés Parra. La ayuda se entregará esta semana a las familias de escasos recursos de las diferentes comunidades de Chiguayante.

Aunque los efectos de la pandemia han dificultado la labor pastoral de reunirnos frecuentemente, Andrés explica que los medios digitales han sido la vía de comunicación con la comunidad: “Gracias a las redes sociales hemos mantenido actividades de oración, con gran número de visitas y personas que nos siguen. La comunidad de Chiguayante hoy está muy dolida, pero esperanzada en que esta crisis sanitaria se termine y regresemos al trabajo pastoral, las misas, y principalmente, volver a vernos y abrazarnos, para así juntos vivir este duelo y sacar adelante nuestra comunidad”.

Fuente: Comunicaciones Concepción
Concepción, 05-05-2020