Organizaciones de la sociedad civil revisan caminar y desafíos ante pandemia

Ante la crisis sanitaria que afecta al mundo, este miércoles 13 de mayo, diversas organismos de la sociedad civil reflexionaron sobre su rol, los principales desafíos y oportunidades que tienen para contribuir al abordaje de la emergencia que vivimos.

 
Jueves 14 de Mayo de 2020
Ver Galería
El encuentro fue convocado en conjunto por la Oficina de la Reducción del Riesgo de Desastres de las Naciones Unidas (UNDRR) y por la Red Global de Reducción del Riesgo de Desastres de organizaciones de la sociedad civil (GNDR).

El webinar compartió tres experiencias de abordaje de la pandemia con enfoque comunitario, cuyos ponentes representan organizaciones socias del proyecto Institucionalización de la Gestión Comunitaria Sostenible del Riesgo de Desastres (CBDRM), iniciativa que es coordinada por GNDR y financiada por USAID-OFDA.

Las palabras de inicio las entregó Raúl Salazar, Chief Office de UNDRR para América Latina y el Caribe, quien señaló que: “Con este webinar buscamos identificar los desafíos y las lecciones aprendidas que las organizaciones de la sociedad civil han tendido durante esta emergencia, para mejorar el apoyo que se brinde a las comunidades”.

Por parte de la GNDR, María Verónica Bastias, expresó que: “La pandemia ha dejado en evidencia las brechas que existen en los sistemas centrales para responder con diligencia. Los impactos de los desastres se sienten de manera más inmediata e intensa a nivel local. Los gobiernos locales y comunidades pueden interactuar mejor entre si y trabajar juntos con otros actores. Los actores locales son los primeros en responder y la Reducción del Riesgo de Desastres va de la mano con la promoción del desarrollo local sostenible y la gestión ambiental local. Las organizaciones de la sociedad civil han sido llamadas desde muchos gobiernos en esta emergencia debido a su rol fundamental”.

Nadie está solo

La primera experiencia estuvo a cargo de Caritas Chile, que presentó el trabajo que se está realizando en seguridad alimentaria desde un enfoque comunitario, a través de la campaña nacional “Nadie se salva solo, juntos multiplicamos la solidaridad”. La Encargada de Desarrollo Institucional de Caritas, Rosario Letelier, señaló que: “Esta crisis nos ha llevado a repensar cómo estamos viviendo y enfrentando nuestras relaciones. Como país, veníamos con una enorme desigualdad estructural, segregación urbana, desconfianza en la autoridad y las instituciones, empleo informal y fuerte presencia de población migrante. La pandemia ha tenido un mayor impacto en el aumento del desempleo y afectación de las economías informales, aumento de la violencia contra la mujer y los niños, efectos en la salud mental. Vemos que los grupos más afectados son las personas mayores, migrantes y familias vulnerables. Gracias a que contamos con una red de pastoral social Caritas activa, que está trabajando desde el primer día cubriendo las principales necesidades, se ha podido apoyar a estos grupos. Tenemos la inmensa necesidad de contribuir a la seguridad alimentaria de las personas desde un marco de principios de acción humanitaria desde lo local y los territorios para los grupos afectados. Vemos como uno de los grandes desafíos el articular la red internacional y nacional con los actores locales, incorporando la Gestión del Riesgo basada en la comunidad y replantear el modelo de desarrollo con una nueva mirada integral”.


La segunda ponencia presentó el trabajo que realiza en República Dominicana, el “Programa de Desarrollo de Capacidades”, dirigido a población adulta en condiciones vulnerables, a cargo del Lic. Lorenzo Mota King, del Servicio Social de Iglesias Dominicanas. La iniciativa tiene por objetivo desarrollar las capacidades de ese grupo de la población de manera de contribuir a su desarrollo. “Es un trabajo que se realiza en cinco comunidades del país caribeño que capacita y forma en liderazgo. En esta pandemia, les ha permitido ser referentes de sus comunidades ante el combate del virus. Como desafío tenemos el replicar el programa a otras comunidades y sectores como mujeres y jóvenes, reforzando la resiliencia de las comunidades”.

Finalmente, Leonarda De Gracia, de RET Panamá presentó el estudio de caso sobre la “Estrategia de gestión comunitaria para responder a la falta de acceso a plataformas virtuales educativas durante la emergencia de COVID-19, mediante el empoderamiento de jóvenes”. La iniciativa busca que: “A través de la escucha se identifican las principales necesidades que está teniendo este grupo. Hemos detectado la gran desigualdad existente, las enormes brechas tecnológicas que se han acrecentado, la falta de espacios adecuados para acceder a la entrega educativa, aumento de estrés, ansiedad y una mayor deserción escolar”.

Al término del encuentro, la Encargada del Programa de Medioambiente, Gestión del Riesgo y Emergencias de Caritas Chile, Catherine Mella, manifestó que: “Esta emergencia nos desafía a relacionarnos de una manera distinta a lo conocido. Todas las experiencias que hemos conocido hoy y este mismo webinar nos muestra formas de participación distintas. Tenemos una invitación a tener una mirada mucho más integrada y a incorporar lo comunitario, valorando los saberes y conocimientos de las personas. Somos una Región con alto índice de pobreza, con muchísimas vulnerabilidades, el desafío es como podemos intervenir desde la Gestión del Riesgo, con una mirada multisectorial, incidir para que en la toma de decisiones se considere lo comunitario. La Región está desafiada a ser innovadores, a adaptarnos a estos nuevos tiempos, requerimos de mecanismos que consideren la dimensión comunitaria como valor, empezar a relacionarnos diferente. Nadie está solo, necesitamos trabajar en red de manera conjunta para enfrentar esta crisis”.


Fuente: Comunicaciones Pastoral Social Caritas
CECh, 14-05-2020