Escuela Diaconal en La Serena se adapta a los nuevos tiempos

Candidatos al diaconado permanente continúan sus formaciones mediante la conexión virtual.

 
Martes 26 de Mayo de 2020
Diversas han sido las dificultades que se han presentado a partir de octubre pasado. La incertidumbre por el estallido social y en los últimos meses las consecuencias de la pandemia por Coronavirus, han modificado el normal funcionamiento de actividades de distinta índole. Una de las que se ha sabido sobreponer frente a las eventualidades, es la Escuela Diaconal San Lorenzo de La Serena, entidad encargada de formar a los candidatos al diaconado permanente y que han continuado con su itinerario de formación de manera online.

Los encuentros se realizan de manera regular de lunes a jueves entre 19:00 y las 21:30 horas, utilizando la plataforma virtual Skype. El P. José Luis Flores, Director de la Escuela Diaconal Arquidiocesana, se refirió al desafío de iniciar las actividades en plena pandemia. ”Al comienzo escuchábamos por los noticieros la invitación a trabajar desde nuestros hogares, por teletrabajo, y así mismo a los docentes y alumnos a tener clases vía online. Esta situación sanitaria no sólo ha puesto la dificultad de relacionarnos, sino también en el ámbito de la fe, por la asistencia y acceso a la Eucaristía dominical. Fuimos tomando conciencia de que hay cosas que han venido para quedarse, sobre todo en el ámbito digital. Si bien es cierto da inseguridad a los mayores, porque los jóvenes lo asumen con toda normalidad y certeza, las circunstancias nos han mostrado un mundo de posibilidades. Lo virtual no quita lo real, lo complementa. A fines del año pasado fue difícil tener clases o encuentros en medio de la crisis social. Ahora mirábamos con temor los acontecimientos por el COVID-19, en que no sabemos lo que pasará, pero con la conciencia de que tomará tiempo retomar la normalidad. Por eso, decidimos que debíamos ponernos a trabajar vía online. La gran preocupación era como hacerlo, si nunca usamos esos medios. Nos mostramos escépticos y dudamos de esta herramienta educativa a distancia. Sin embargo, con el pasar del tiempo, constatamos que no es un problema adquirir conocimientos a través de ella. Nos dimos cuenta que esta opción del uso de la tecnología es posible, que no existe barreras para aprender, comunicarnos y que todo se logra con esfuerzo y constancia”. El sacerdote agregó que “estar juntos es el sueño de Jesús para construir un mundo donde todo puede ser mejor. Es importante estar presentes para escucharnos, orar, compartir nuestras necesidades y sembrar esperanzas”, puntualizó.

Testimonios de los candidatos

Entre quienes han tenido que adaptarse a esta “nueva realidad” es Belmar Candia Gallardo, candidato que cursa del ramo Documentos de la Iglesia, perteneciente a la parroquia “San Vicente Ferrer” de Ovalle. Para él, la “experiencia en este proceso de formación ha sido riquísima. Me ha permitido madurar mi fe y vocación. Hemos profundizado en los documentos del Concilio Ecuménico Vaticano II, a través de sus constituciones, decretos y declaraciones. Además las Conferencias Latinoamericanas: Todos somos la Iglesia, todos llamados a servir; nuestra vocación es servicio, con esta característica, a los más alejados, más necesitados, más vulnerables. En cuanto a esta nueva modalidad online, el desarrollo del curso ha sido nuevo, el hecho de conectarse a una reunión me ha motivado y estimulado para continuar con este proceso de formación, además de reencontrarme virtualmente con profesores y hermanos”.

En tanto, Dante Vergara Flores, perteneciente al curso de Eclesiología y que sirve en la parroquia “Santísima Trinidad” de Peñuelas, expresó que “el curso que estamos revisando nos ha ayudado a entender la misión y el servicio en la Iglesia, mirado desde nuestro futuro ministerio. La historia de la Iglesia está hecha de innumerables vaivenes, pero lo más importante es que el Espíritu Santo anima y nos ayuda a ser fieles a su origen, tal como Jesús lo quiso, en el servicio y las opciones del Evangelio. Hoy tenemos un gran desafío: construir una Iglesia más sinodal. Para nosotros, candidatos al diaconado permanente, ser fiel a nuestra vocación de servicio, en esta Iglesia que nos acoge, buscando continuamente ser en salida, como tantas veces nos ha animado el Santo Padre Papa Francisco, sobre todo frente a los acontecimientos actuales”, detalló.

Fuente: Comunicaciones La Serena
La Serena, 26-05-2020