Esta mañana se dio inicio a la distribución de canastas familiares. El pasado 30 de abril el Arzobispado de Puerto Montt junto a la agrupación de laicos “Peregrinos Solidarios”.

Se dio inicio a la entrega de 170 canastas solidarias reunidas en la Campaña Solidaria " Nadie se salva solo"

En los últimos meses el mundo ha cambiado. El Covid-19 mantiene a las personas recluídas en sus casas, debiendo conservar un aislamiento social prolongado y que hoy por hoy, parece no tener fecha de término. No sólo se han suspendido los encuentros sociales, las muestras de cariño y los abrazos, sino que la sociedad se ha paralizado ante esta emergencia sanitaria, con gran impacto en el mundo laboral, provocando el cierre de colegios, comercio y afectando emprendimientos de economía familiar.

 
Miércoles 27 de Mayo de 2020
En este contexto mundial, en que tantos a nuestro alrededor sufren la pérdida de sus seres queridos, de los empleos y la falta de ingresos económicos, el Papa Francisco ha hecho un llamado a los católicos del mundo. Nos invita a alegrarnos por la vida, por esa vida que Cristo nos entrega con su Resurrección y nos recuerda que no estamos solos.

Una emergencia como la del Coronavirus la podemos derrotar con los anticuerpos de la solidaridad.

En este sentido la Iglesia de Puerto Montt, decidió implementar la campaña solidaria “Nadie se salva solo” en un trabajo conjunto con la agrupación “Peregrinos Solidarios” a modo de tender una mano a quienes en nuestra diócesis, hoy sufren los efectos de la pandemia.

Karen Paredes integrante de la agrupación, manifestó “esta campaña busca entregar alimentos y productos a las familias que en estos momentos son alrededor de trescientas en nuestra diócesis, las que han visto mermados sus ingresos, principalmente por la pérdida de sus fuentes laborales y que por lo tanto se ha trraducido en una baja ostensible en la calidad de vida. Afortunadamente hoy hemos comenzado la distribución de las primeras 170 cajas solidarias, las que tienen un valor aproximado de $51.000, las que pensamos pueden ayudar a las familias durante un mes. Estas cajas solidarias lograron reunirse gracias al aporte en dinero en la cuenta corriente de la campaña, como de la cooperación de la comunidad en donaciones”.

El Arzobispo de Puerto Montt, Monseñor Fernando Ramos Pérez, manifestó sentirse satisfecho con el resultado de la campaña, indicando “que esta pandemia es una gran oportunidad, para que podamos expresar nuestra humanidad de manera solidaria. Por esto hemos denominado a esta campaña “Nadie se salva solo”, porque si bien esta pandemia nos encierra, por otro lado la solidaridad nos acerca a las demás personas y podemos colaborar, para que esta situación se mitigue en algún grado, especialmente en el caso de las personas y familias más vulnerables. En este sentido y en esta misma línea, el Arzobispado de Puerto Montt, no solamente está haciendo esta campaña, sino que también está ejecutando otros proyectos en convenio con el Ministerio de Desarrollo Social, como tener una residencia abierta para gente en situación de calle y pronto inauguraremos una segunda residencia, asi mismo, estamos también involucrándonos en el programa “Noche Digna o Rutas Calle”, para poder atender a más personas en esa condición, destacó.

Finalmente, Monseñor Ramos afirmó que “así como esta campaña y los programas en ejecución, existen muchas acciones solidarias dentro de la diócesis, llevadas a cabo con amor por cada una de las comunidades parroquiales para ir en ayuda del prójimo que está sufriendo. En ese sentido, si viene cierto es una gran amenaza esta pandemia, es una gran oportunidad para que podamos sacar lo mejor de nosotros mismos, en nuestra humanidad, en la solidaridad, en el servicio y en la ayuda a los demás”, enfatizó.
“Nadie se salva solo”, continuará su acción durante los meses de junio y julio, por lo que el Arzobispado, hace el llamado a la comunidad y a los empresarios a hacer su aporte y así ir en ayuda de quienes más sufren.

Su aporte en esta hora de dificultad, es fundamental. ÚNASE Y COOPERE. Recuerde que “Nadie se salva solo”.

Quienes deseen aportar en esta campaña solidaria, pueden hacerlo de dos formas:

• Depositando su aporte en dinero:

Cuenta Corriente N.º 28031432 Scotiabank
Arzobispado de Puerto Montt
Rut: 70.208.500-4

• Entregando donaciones en su Parroquia:
La donación debe ser de alimentos no perecibles y elementos de aseo e higiene para preparar “Canastas Familiares” solidarias.

Los centros de acopio son: Parroquia San Pedro de Angelmó, ubicada en calle Linares 113, la que recibe donaciones cada viernes de 15:00 a 18:00 horas y la Parroquia Cristo Crucificado, ubicada en calle Chacabuco 101, la que funciona de lunes a miércoles en horario de 18:00 a 20 horas.

Para contacto e información sobre formas de colaboración comunicarse al correo: ayudacovid@arzpm.cl

Fuente: Comunicaciones Puerto Montt
Puerto Montt, 27-05-2020