Obra Don Orione en Chile festeja aniversarios de dos de sus Religiosos

Los Padres P. Pedro Ferrini y P. Bruno Pietrobon festejan en la Fiesta de San Pedro y Pablo, 63 y 61 años de ordenación.

 
Lunes 29 de Junio de 2020
La Congregación Pequeña Obra de la Divina Providencia, llamados también orionistas además de los 3 votos religiosos tiene el 4º voto, fidelidad al Papa, es por ello que esta fecha es tan importante para Congregación y de manera especial en las Diócesis de Valparaíso, en la ciudad de Quintero donde dos sacerdotes de la obra cumplen aniversario de ordenación y se mantienen a cargo de un centro educativo “Colegio Don Orione" y de una obra de caridad “ Pequeño Cottolengo”.

El P. Pedro Ferrini FDP, a cargo del Colegio Don Orione de Quintero, hoy cumple 63 años de sacerdocio y cumplirá el próximo agosto 90 años de vida; además está de onomástico. El P. Bruno Pietrobon FDP, cumple 61 años de su ordenación sacerdotal y ya en marzo cumplió los 90 años..

Ambos religiosos de origen italiano, llegaron como misioneros al país a servir a los más necesitados: el P. Pedro arribó en 1970, mientras que el P. Bruno en el año 1983. Ellos aún se encuentran trabajando en pastoral activamente.

Voto de fidelidad al Papa
Yo te digo "Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella". (Mt 16,18)

Este fin - unión con el Papa para "instaurare omnia in Christo" - que es propio de nuestra vocación, sitúa la Obra de la Divina Providencia y a cada uno de sus miembros en obediencia pronta y absoluta al Vicario de Nuestro Señor Jesucristo, el Romano Pontífice, - Padre, Pastor y Maestro supremo, universal e infalible de la única verdadera, santa, católica y apostólica Iglesia de Dios - para seguir, siempre con la gracia divina y según las órdenes y los deseos que él manifieste al Superior del Instituto, en cualquier parte del mundo, en todo orden de ideas y de hechos, con todo nuestro trabajo y sacrificio de alma, mente, corazón y vida, todo cuanto a él, Obispo y Papa de la Santa Iglesia Católica y de todas las almas, agrade mandar o manifestar que es su deseo, para la máxima gloria y extensión del Reino de Dios. Y más aún, la Obra de la Divina Providencia inflamada en un grandísimo y filial amor al Vicario en la tierra de Nuestro Señor Jesucristo, goza obligándose con vínculo especial a la Cátedra del Bienaventurado Pedro, dispuesta a ir donde al Santo Padre guste enviarla.... (Carta del 11 febrero 1903)... Para la defensa del Papa, para la pronta y total ejecución de su voluntad y sus deseos, surgirá, si así agrada al Señor, una nueva Congregación, que tenga por título: LA COMPAÑÍA DEL PAPA; - fin mediato remoto: la santificación de los asociados y de la sociedad; - fin inmediato próximo: la realización total del programa pontificio. Este fin característico viene sancionado por un cuarto voto, que sitúa al Instituto y a cada religioso en la pronta y absoluta obediencia al Pontífice, en todo orden de ideas y de hechos, con toda actividad del entendimiento, del corazón y de las manos, para seguir al Pontífice donde, cómo, cuando y en lo que le agrade para la realización de su programa. (Del Promemoria sobre la "Compañía del Papa" - borrador del 17-18 de junio de 1899)

El Voto en la Congregación, la obediencia debida al Sumo Pontífice y el particular carisma que nos distingue encuentra expresión significativa en la profesión del cuarto voto de especial fidelidad al Papa. Con él nos obligamos:

• Al reconocimiento pleno de su autoridad jerárquica en la Iglesia universal;
• A la adhesión incondicional a su magisterio y a su programa;
• A la más completa disponibilidad a cualquier decisión suya sobre nosotros, para cualquier servicio en cualquier parte del mundo, para realizar el carisma indicado en el lema: "Instaurare omnia in Christo; ut fiat unum ovile et unus Pastor".

Espíritu del Voto
El voto nos compromete a un esfuerzo constante en estas direcciones:
• Fidelidad a la Iglesia de la que el Papa es centro de comunión;
• Estudio, profundización y actuación del magisterio ordinario; conocimiento y difusión de los documentos pontificios y de las Congregaciones romanas;
• Amor y adhesión a los Obispos en las iglesias locales;
• Trabajo de unión dentro y fuera de la Iglesia, esforzándonos por ser fermento de unidad;
• Compromiso misionero y ecuménico;
• Servicio preferente a los pobres, cuyos derechos y exigencias defenderemos en nombre del Papa y por fidelidad a él.

Fuente: Congregación Don Orione
Quintero, 29-06-2020