Mons. Óscar Blanco Martínez

Obispo de Calama destacó importancia de la Iglesia y sus oraciones para superar crisis desencadenada por la pandemia

En la Solemnidad de San Pedro y San Pablo reiteró llamado a las autoridades para que adopten medidas para frenar el avance de la pandemia de coronavirus en la zona.

 
Martes 30 de Junio de 2020
Ver Galería
El templo parroquial de San Pedro de Atacama se engalanó en el día dedicado a su santo patrono para celebrar la eucaristía y rezar especialmente por la comunidad del interior de la provincia El Loa, -que como es costumbre- deposita su confianza y devoción en el “hombre de noble carácter, de corazón grande, hombre hecho y derecho” como le cantan con especial cariño al santo.

El Obispo Óscar Blanco Martínez presidió la misa principal, ocasión en que resaltó la expresión de fe de una comunidad que ha mantenido sus tradiciones para honrar a su santo patrono en un momento muy especial que enfrenta la humanidad.

Al mismo tiempo les manifestó su deseo de que se reconozca y valoren a su Iglesia como lo expresa el propio Jesús, -Mí Iglesia- “esta iglesia de Jesucristo de la cual nosotros formamos parte desde el bautismo y de la que también pasamos a ser sus hijos, por lo tanto, la iglesia para nosotros es nuestra madre, madre de esta gran familia de los hijos que tienen como padre a Dios”.

El Pastor mencionó al recordar al santo, en uno de los pasajes bíblicos que refieren a Pedro cuando es encarcelado y encadenado. Es gracias a la oración de la Iglesia, en que Dios oye ese clamor y rompe esas cadenas. “Esa misma súplica es la que ahora sigue manifestándose, es la Iglesia la que reza por tantos enfermos que están en sus casas producto de la cesantía, los que están en el hospital, en alguna clínica o en alguna residencia sanitaria viviendo las consecuencias de la pandemia del coronavirus.

“Están allí atados por el dolor y por la soledad”. Y quiénes están rezando por ellos -preguntó-, la Iglesia, apuntó. “quiénes han hecho cadenas de oración, vigilias, adoración al santísimo por estos hermanos enfermos, sus cuidadores, los médicos, las enfermeras, los que cuidan enfermos en los hogares de ancianos, en sus casas, es la Iglesia”.

En el mismo sentido les inquirió, “cuántos enfermos se han levantado gracias a la oración de la Iglesia, cuántos hermanos están hoy día recuperados, sin duda con la ayuda de la medicina, pero también y sobre todo con la oración de la Iglesia”, afirmó.

Llamado a las autoridades
El Obispo de Calama, Óscar Blanco también se refirió a la responsabilidad de las autoridades para acoger el llamado de una comunidad que sufre por el avance de los contagios por coronavirus a quienes manifestó “hay muchos y lo digo con responsabilidad, muchas autoridades están atados por las cadenas de la soberbia y no reconocen lo que está viviendo la gente”.

El Pastor hizo un llamado desde el templo de San Pedro de Atacama, simbólico para nuestro país, y para la Iglesia, invitando a sus autoridades para que, “se pongan la mano en el corazón, que se saquen las vendas de la soberbia. Acá en Calama, en la Provincia El Loa en nuestros pueblos del interior, la gente se está muriendo a consecuencias del Covid”.

Agregó que la gente está padeciendo las consecuencias del contagio, por la aglomeración de mucha gente, “la aglomeración no está en las casas, no está en los barrios pobres, porque de hecho en los campamentos la gente no está afuera, en las tomas la gente está en sus casas, en las poblaciones la gente está en sus casas.

Afirmó que las mayores aglomeraciones y mayores focos de contagio están en el aeropuerto de la ciudad, en la minería, en los grandes centros comerciales, las grandes tiendas que atraen el consumismo y al materialismo. “Entendemos que la economía es importante para un país, pero si la economía no está al servicio de la vida, la economía comienza a matar y eso no es justo”, señaló al tiempo que se unió al pedido de la Mesa Social Covid-19 de Calama para que cierren el Aeropuerto de la ciudad.

Fuente: Comunicaciones Calama
Calama, 30-06-2020