Día de Oración por Chile en Diócesis de Temuco

Al culminar el mes de la Patria, la Iglesia en nuestro país, festeja el último domingo de septiembre, el Día de Oración por Chile, instancia donde la Santísima Virgen del Carmen, es invocada de manera especial como Madre y Reina de Chile, nuestra Patrona y Generala de las Fuerzas Armadas y de Orden, títulos de su amparo y protección que datan del año 1923 , para todos quienes vivimos en estas tierras.

 
Martes 29 de Septiembre de 2020
Ver Galería
La ceremonia realizada en el Templo Catedralicio de la Diócesis San José de Temuco y transmitido por la red social Facebook, se inicia al mediodía del domingo 27, con el ingreso del Estandarte de Combate, Abanderado y Escoltadas del Destacamento de Montaña N°8 Tucapel.

En la Liturgia de la Palabra, la Primera Lectura fue del libro de Isaías, seguido por el Salmo Responsorial. Tras la Segunda Lectura, el Evangelio fue de San juan, continuado por la homilía que monseñor Héctor Vargas Bastidas, entregó al Pueblo de Dios.

En sus palabras, el Obispo de Temuco, señaló: “ En el tradicional Día de Oración por Chile, queremos poner los gozos, angustias, esperanzas y desafíos de nuestra sociedad, bajo el amparo de Nuestra Señora del Carmen, Madre y Reina de Chile, que desde nuestra Independencia acompaña la Patria, y veneran las Fuerzas Armadas y de Orden como Patrona Juramentada (…) En este año, marcado por los sufrimientos y desafíos causados por el Covid 19, estamos llamados a discernir lo que Dios nos está diciendo en estos tiempos de pandemia, que también se convierte en un desafío para la misión de la Iglesia”.

“La crisis que estamos viviendo a causa de la pandemia golpea a todos”, a lo cual extiende la invitación a “ Salir de nosotros mismos por amor de Dios y del prójimo, oportunidad para compartir, servir e interceder (…) Esta misión de ser Iglesia en salida, por tanto, no es un simple programa que se logra a fuerza de voluntarismos personales o comunitarios, sino que la Iglesia en salida es el propio Cristo, quién por medio del Espíritu, saca a la Iglesia de su encierro en sí misma, para enviarla a anunciar el Evangelio. Es por ello que sin Él no podemos hacer nada”.

Agregó que “ En este Día de Oración por Chile, podemos afirmar que las muestras de solidaridad ante tragedias nacionales son muchas. La Pandemia no ha sido la excepción. Distintos grupos han cruzado fronteras sociales, han vencido prejuicios, para ir en ayuda de los más golpeados, testimoniando la empatía que nos mueve sin esperar recompensa. En las ollas comunes se supera el paradigma individualista para dejar aparecer con novedad una solidaridad de barrio que hace tiempo habíamos olvidado, porque ya ni siquiera conocíamos a los vecinos y menos sus angustias. O porque habíamos llegado a creer que tampoco necesitábamos de ellos”.

Recalcó que hay que preocuparse de todo ser humano y sobre todo de quienes lo necesitan más. “Por ello quizás la pandemia sea un buen inicio para tender puentes sociales: solidariamente compartimos las cargas, solidariamente derrotamos los miedos, solidariamente celebramos los triunfos, y solidariamente invertimos en el futuro”.

Apelar a la Solidaridad
Monseñor Héctor Vargas, continuó su homilía, planteando que la solidaridad no consiste sólo en un acto caritativo o de servicio puntual ante una emergencia, y menos aún anónimo o impersonal que no permite conocer al otro en toda su situación integral, y menos involucrarse o asumir un compromiso mayor con él, “Debe ser una solidaridad que tiene que inspirar también las instituciones y las estructuras sociales. Debe ser el modo más profundo y normal de relacionarnos (…) Esa solidaridad puede ser un nuevo fundamento estructurante de nuestro proyecto país”.

“La solidaridad no consiste solamente en que debamos entregar algo a los demás, como retribución por lo recibido de ellos, ya que una de las características de los seres humanos, y quizás es donde mostramos mejor nuestra humanidad, es que sostenemos a otros seres humanos aun cuando ello no sea eficiente ni productivo, aun cuando no les debamos nada, aun cuando no puedan devolvernos, aun cuando siquiera nos den las gracias. Una sociedad genuinamente humana, es capaz de ir más allá de los meros resultados, o de la sola reciprocidad”, manifestó el Obispo diocesano, planteando además que “Si las soluciones a la pandemia llevan la huella del egoísmo personal, social, político o económico, quizá podamos salir del coronavirus, pero no ciertamente de la crisis humana y social que el virus ha resaltado y acentuado”.

Culminó su homilía en el Día de Oración por Chile, encomendado sus palabras e intenciones a la Virgen del Carmen, “Porque ella, con los ojos puestos en sus hijos de esta tierra y en sus necesidades, como en Cana de Galilea, ayuda a mantener vivas las actitudes de atención, servicio, entrega y gratuidad que nos deben distinguir como discípulos”.

Custodia de Chile
Tras la Oración Universal, en la Liturgia Eucarística, se presentaron los dones ante el Altar del Señor, ofrendas que llevó una pareja de huasos, al son del canto de ofertorio a cargo del conjunto musical Aliwen, que acompañó en esta Misa a la chilena.

En la bendición Eucarística, se expuso la Custodia de Chile, gesto que invita a la unidad en este día, momento de oración y de profundo recogimiento. Luego, se brinda un homenaje a la Virgen del Carmen, pidiendo su intercesión por nuestra patria e intenciones, instancia de rezo de la oración tradicional a la Virgen del Carmen, donde nuestro obispo, sacerdotes, diáconos, religiosas, representantes de los decanatos, vicarias, colegios, tomaron en sus manos cintas tricolor que fueron desplegadas de su imagen.

Al finalizar la celebración, una pareja de huasos brindó el baile nacional a los pies de la Virgen.

Cabe destacar que en esta celebración por el Día de Oración por Chile, los ornamentos utilizados fueron los de la Santa Misa que presidió SS Francisco en Temuco. La casulla usada por Monseñor Héctor Vargas Bastidas, fue la misma que utilizó el Papa y el cáliz, fue el regalo hecho por el Pontífice a la diócesis, expresión para estar en sintonía con el mensaje de paz y unidad otorgados por el Papa en enero del año 2018, en su visita a estas tierra de La Araucanía.

La transmisión por la red social de la Santa Misa en honor a la Santísima Virgen del Carmen fue gracias al profesionalismo del personal técnico de la UCT.

Fuente: Comunicaciones Temuco
Temuco, 29-09-2020
Video: Día de Oración por Chile en Diócesis de Temuco