Caritas invita a promover cultura de la prevención y adaptación para evitar nuevos riesgos de desastres

El 13 de octubre se conmemora el Día Internacional de la Reducción de Riesgo de Desastres (RRD), cuyo propósito es promover una cultura mundial para la reducción del riesgo de desastres, lo que incluye aspectos de prevención, mitigación y preparación, en línea con el Marco de Sendai.

 
Martes 13 de Octubre de 2020
Ver Galería
El tema de este año tiene relación con la buena gobernanza del riesgo de desastres, es decir, promover acciones para prevenir y evitar la creación de nuevos riesgos. Para ello y en concordancia con los Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) y las siete metas globales del Marco de Sendai, es imprescindible fortalecer estrategias a nivel local y nacional vinculadas con políticas sectoriales como la salud, la agricultura, recursos hídricos, reducción de la pobreza, medio ambiente y adaptación al cambio climático.

La crisis sanitaria por COVID-19 que afecta a la humanidad ha dejado en evidencia que la actual gobernanza del riesgo de desastres y la planificación estratégica han sido insuficientes, y urge un plan de emergencia que permita alcanzar los objetivos de la agenda de sostenibilidad desde un enfoque sistémico ante la necesidad inmediata de hacer frente a la emergencia climática.

Cada día, el mundo se dirige inexorablemente hacia un aumento de las temperaturas de 3,2ºC. Si no establecemos una buena gobernanza del riesgo de desastres, no podremos cumplir con el Acuerdo de París de limitar el aumento de la temperatura a 1,5ºC, lo que tendrá consecuencias nefastas en la población y los ecosistemas.

Para reducir el riesgo que provocan ambas crisis, sanitaria y climática, el énfasis esta en una buena gobernanza y en una planificación estratégica que sea participativa, inclusiva y sostenible, reforzando alianzas colaborativas para enfrentar las desigualdades sociales y los desequilibrios ambientales.

La pandemia por coronavirus nos interpela a tener una nueva perspectiva para abordar las transformaciones sistémicas en escenarios globales tan complejos. Es tiempo de actuar, todo esta conectado, y para reducir los riesgos se requiere de una mirada intersectorial, multinivel y desde un enfoque de gestión del riesgo, donde todos y todas nos comprometemos a cuidar la Casa Común.

Fuente: Comunicaciones Pastoral Social Caritas
CECh, 13-10-2020