Obispo Santiago Silva: Plebiscito, una oportunidad para reencontrarnos

En carta al director publicada este sábado en el diario El Mercurio, el Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile expresa que “tomar parte en las decisiones electorales es una responsabilidad que nos corresponde asumir a cada persona, en forma libre e informada, para construir un país más fraterno”.

 
Sábado 24 de Octubre de 2020
Ver Galería
Al inicio del texto, el presidente del episcopado nacional señala que “Amamos a Chile, por eso nos interesa que nuestra patria, hogar de todos, progrese en justicia y paz, en igualdad de oportunidades y en mejores condiciones para las personas y grupos más vulnerables. El plebiscito de este 25 de octubre representa una oportunidad para un país que necesita reencontrarse. Por eso, concurrir con nuestro voto es fundamental, porque tomar parte en las decisiones electorales es una responsabilidad que nos corresponde asumir a cada persona, en forma libre e informada, para construir un país más fraterno”.

Santiago Silva Retamales agrega que “somos muchos los que estamos convencidos que el camino no es la vía de la violencia ni la imposición arbitraria de un sector sobre otro. Ese camino nos impide mirar con la debida atención los reclamos justos de la mayoría del pueblo chileno que anhela soluciones reales y pacíficas. Lo mejor de Chile lo hemos tejido a través del diálogo, la amistad cívica y la búsqueda de grandes acuerdos con generosidad de espíritu y altura de miras. Confío en que ese ánimo primará al conocer los resultados de esta elección, independiente de cuales sean”.

“Concluida esta jornada cívica, de cada uno de nosotros depende que mantengamos viva la esperanza en nuestro anhelo de una patria más justa, fraterna y solidaria. Que las decisiones que ahora tomamos vayan unidas a la solución real de las necesidades más urgentes de quienes más sufren” prosigue el pastor, recordando que como expresa el papa Francisco en su encíclica Fratelli tutti, “quienes pretenden pacificar a una sociedad no deben olvidar que la inequidad y la falta de un desarrollo humano integral no permiten generar paz (…) Si hay que volver a empezar, siempre será desde los últimos”.

- Ver la carta completa aquí

Fuente: El Mercurio - Comunicaciones CECh
CECh, 24-10-2020