Laicos y consagrados vivieron virtualmente la XXIV Asamblea Eclesial Arquidiocesana

En la ocasión se abordó la situación sanitaria que se vive a nivel mundial y el presente de la Iglesia, así como también profundizaron en el documento Integridad en el Servicio Eclesial (ISE) y la encíclica del Papa Francisco “Fratelli tutti”.

 
Sábado 24 de Octubre de 2020
Ver Galería
Bajo el lema “Mantengamos firmemente la confesión de nuestra esperanza, porque aquel que ha hecho la promesa es fiel” (Heb 10, 23), este sábado 24 de octubre se desarrolló la XXVI Asamblea Eclesial Arquidiocesana, actividad que se efectuó en formato virtual, como forma de prevenir contagios por COVID-19 y luego de que no se pudiera realizar a inicios de año producto de las consecuencias de la pandemia. En la ocasión, se reunieron virtualmente más de 200 sacerdotes, diáconos permanentes, religiosas(os) y agentes pastorales de las cuatro vicarías, oportunidad en que profundizaron sobre la realidad actual de la Iglesia –dada las circunstancias sanitarias que afectan al mundo entero-, así como también se abordó el documento Integridad en el Servicio Eclesial (ISE) y la encíclica “Fratelli tutti”, recientemente publicada por el Papa Francisco.
 
Uno de los temas trabajados fue el documento ISE, a cargo de Pilar Ramírez, Directora del Departamento de Prevención de Abusos de la Conferencia Episcopal de Chile. “Este documento es una Buena Noticia para todas las personas que somos bautizados y que de un modo u otro estamos vinculados con la Iglesia. En él se recogen ciertas orientaciones en el que se enmarca el servicio que prestamos, sean laicos, consagrados, ministros ordenados, entre otros. Este documento nos llama a cumplir nuestro servicio conforme al Evangelio, buscando apelar a ciertos principios, respetando la dignidad y diferencias de sus integrantes. El llamado es a que todos nos sintamos importantes y partes de la Iglesia”, puntualizó la expositora.
 
Posteriormente, se abordaron diversos aspectos de la Carta Encíclica recientemente publicada por el Papa Francisco, “Fratelli tutti” (Hermanos todos), a cargo de Guillermo Sandoval, Máster en Doctrina Social de la Iglesia, quien además ha desempeñado diversos cargos en organismos de la Iglesia en el país y también a nivel latinoamericano. “Este documento puede definirse como una actualización del pensamiento social de la Iglesia, que aborda una mirada de lo que hasta ahora hemos conocido como la Doctrina Social, pero bajo una mirada de una sociedad totalmente diferente. En ella igualmente se abordan aspectos políticos, que de cierta manera es una forma superior de amor por los demás, haciendo un llamado a involucrarse en ella, pero con una mirada evangélica. Reflexionemos esta publicación y, a partir de ella, podamos discernir qué parte nos toca en forma particular sobre la invitación que nos hace el Santo Padre, en aspectos tan importantes para la vida en sociedad como lo es la fraternidad”, expresó.
 
Al finalizar, el P. José Manuel Tapia, Vicario de Pastoral, realizó una evaluación sobre la jornada vivida, detallando que “siempre la posibilidad de encontrarnos, aunque en esta ocasión haya sido en formato virtual, es importante. La actividad se realizó sin ningún problema, incluso trabajando en grupos. Ello permitió que los diversos agentes se pudieran expresar, lo que nos da mucha alegría, porque ello es signo de esperanza y señala que la Iglesia está viva y cercana. Jesús nos vincula en torno a la comunión fraterna, así como también a las tareas que cada uno tiene de forma corresponsable”.

Fuente: Comunicaciones La Serena
La Serena, 24-10-2020