Diócesis de Osorno es nueva sede del Secretariado y Asesoría Nacional de Cursillo de Cristiandad

El matrimonio conformado por Marcos Antonio Leyton Veloso y Anny Beatriz Yáñez Jaramillo, fue designado para asumir la Presidencia del Secretariado Nacional y el padre Walther González Igor como Asesor Nacional del Movimiento Cursillo de Cristiandad.

 
Viernes 20 de Noviembre de 2020
Ambos servicios, de acuerdo con lo establecido en los estatutos de la Conferencia Episcopal de Chile, fueron aprobados por el Comité Permanente de la CECH por el trienio 2021-2023, e iniciarán su misión el próximo 1 de enero.

Frente a dicho nombramiento, el matrimonio dijo estar contento y desde ya trabajando en la búsqueda del equipo que les ayudará en esta nueva misión que el Señor puso en sus manos, lo cual reconocieron es un tremendo desafío, especialmente en este tiempo de pandemia y toda esta realidad social que se vive en el país.

Sin embargo, “nosotros gracias a Dios tenemos algo de experiencia, porque también estuvimos en la Oficina Regional Sur del movimiento, representando desde Concepción hasta Punta Arenas, y eso nos dio un poco de conocimiento en cómo se hacen las cosas en nuestro movimiento”, dijo Marcos.

También señaló que se siente la inquietud normal por la responsabilidad que tienen de hacer las cosas bien, y explicó que, desde todo Chile, “nos dejaron tarea. Con antelación a la aprobación del nuevo Secretariado Nacional, se envían desde todos los rincones del país, las actividades a realizarse en tres años, y cuando llega el Decreto con el nombramiento, empezamos a revisar y hay mucha pega para realizar nuestro servicio”.

Lo anterior, significa ponerse a “trabajar desde ahora. Son tareas propias del Movimiento, así es que están ya designadas, y por lo tanto nosotros las organizamos para que se lleven a cabo. No tenemos que inventar nada, solo ejecutar lo que mandató el país”, agregó el nuevo Presidente Nacional de Cursillo de Cristiandad.

Explicó que en una semana más se presentará al equipo del Secretariado Nacional, es decir otros siete matrimonios “que nos van a acompañar en las distintas áreas que desarrolla el Movimiento, las vocalías de Escuela, Ultreya, finanzas, secretaría, piedad, comunicación. Entonces es un equipo que está casi formado, nos faltan sólo un par de piezas”.

Se refirió además a los cuatro pilares con los que trabajarán: “unidad para el movimiento, estrechar voluntades dentro del movimiento, trabajar en unidad con todo el país, y la libertad según mis criterios, que son los criterios de Cristo. Este es un servicio que nos tocó en estos tiempos, y es un desafío hermoso. Dios se fijó en el padre Walther y en estos servidores, y creo que algo tenemos para entregar”.

Palabras del padre Walther González
El sacerdote diocesano, Administrador parroquial del templo dedicado a San Agustín en Puerto Octay, agradeció a Dios “porque el Señor ha fijado su mirada en nuestra Diócesis de Osorno, porque es un encargo a la diócesis en primer lugar, y en el cual todos los que vamos a colaborar, en forma directa o indirectamente, es para mayor gloria de Dios, en representación precisamente de nuestra Iglesia local durante los próximos tres años”.

Expresó además que siempre “es una alegría poder responder a un nuevo servicio que Cristo nos pide a través de la Iglesia, y debemos hacerlo siempre con mucha humildad, con mucha sencillez, y creyendo firmemente que trataremos de ser instrumentos dóciles en las manos del Salvador, para que Él vaya construyendo su obra en medio de nuestros ambientes”.

“Estamos llenos de confianza, de fe y de esperanza en el Señor de la Vida, que quiere que hagamos el trabajo, el cual no es otra cosa que dejarnos empapar por su amor y no soltarnos de su mano. Eso es lo primero, la unidad, sobre todo desde nuestra diócesis para poder trabajar con todas las diócesis de Chile”, añadió el padre Walther.

Aseguró también que este llamado de servicio es para las iglesias locales de todo el país, “para todos los secretariados diocesanos nuevos que están asumiendo esta responsabilidad, que están tomando servicio en otras diócesis, pero que también nosotros aquí en Osorno, iremos a vivirlo, Dios mediante, en los próximos días”.

Saludo del presidente de Cursillo de Cristiandad de la Diócesis de Osorno
“Estamos muy contentos, son tres personas muy queridas en la comunidad, la cual está comprometida a apoyarlos, en ser su retaguardia orante y acompañarlos en este proceso de servir de la mejor forma posible a la Iglesia, al movimiento, a nuestro Señor Jesucristo”, dijo Juan Pérez, quien junto a su esposa María Teresa Hurtado, son los presidentes del Secretariado diocesano del Movimiento en Osorno.

Primero que nada, agregó, “doy gracias a Dios y gracias a Marcos, a Anny y al padre Walther por acertar y prestar este servicio. Para ellos, pido las mayores bendiciones en su nueva misión, y nuestro apoyo incondicional de la diócesis, a la cual represento en este momento. Que todo salga muy bien, que sea como el Señor quiere que sea, que los proteja y les de mucha fuerza para poder cumplir con este servicio”.

Enfatizó que también es una “alegría grande, es un sueño hecho realidad, poder servir de esta forma. Es primera vez que nuestra Iglesia diocesana tiene este prestigio en su servicio, de ser sede nacional del Movimiento de Cursillo de Cristiandad. Hay mucho júbilo en este nombramiento, es bonito servir en algo nuevo que va a ayudar a las futuras generaciones, y que también da la opción de estar más en gracia a una diócesis; el estar sirviendo”.

Explicó en la oportunidad que “los secretariados, en Cursillo, tanto los diocesanos como nacionales, salen electos en los meses de octubre o noviembre, y mientras se hacen todos los cambios y la transición, empiezan a asumir desde el primero de enero”.

Respecto a la elección del Secretariado Diocesano, señaló: “Nosotros tenemos cambio este año, estamos dando espacio para el proceso del Secretariado Nacional que en este tiempo busca su equipo de apoyo, y para no entorpecer ese proceso quisimos darle el tiempo necesario porque es tiempo de mucha oración. Una vez conformado el equipo nacional, realizaremos la elección del Secretariado diocesano”.

Finalmente, cabe destacar el saludo afectuoso, con los mejores deseos, y las mayores bendiciones, que ha hecho llegar mucha gente, desde distintos lugares de Chile y de otros países a través de las redes sociales, a quienes asumirán prontamente los servicios del secretariado y la asesoría Nacional del Movimiento de Cursillo de Cristiandad.

Fuente: Comunicaciones Osorno
Osorno, 20-11-2020
Documentos Adjuntos: