Celebración de Navidad en San Marcos de Arica

Una Navidad distinta y significativa por la emergencia que vivimos, pero no menos fervorosa y celebrativa desde nuestros hogares, tuvo lugar la Misa de Gallo en la Catedral San Marcos de Arica.

 
Sábado 26 de Diciembre de 2020
Ver Galería
Desde la Iglesia Catedral de San Marcos de Arica se celebró la tradición Misa de gallo, que por tiempo de pandemia se realizó en horario mucho más temprano de lo acostumbrado con los debidos protocolos correspondientes, por la fase en que nos encontramos y por las fechas festivas que las autoridades sanitarias nos pidieron tener en cuenta; presidida por el Obispo, Mons. Moisés Atisha, quien en su homilía enfatizó que a pesar de lo difícil que nos ha resultado este año en curso, Jesús no nos ha dejado solos.

En sus palabras, el Obispo de Arica expresaba a sus fieles que le acompañaban presencialmente en la Catedral, como también quienes estuvieron en sintonía con la transmisiones por redes sociales, Jesús ha nacido "para acompañar a su pueblo, esa compañía no viene con estridencia, sino que en la sencillez de un recién nacido, envuelto en pañales esperando que le podamos contemplar y regalarnos su sonrisa". Más aún enfatizó el prelado "Dios nos permite encontrarnos con él, para volver la mirada hacia lo pequeño, y dejarnos enriquecer por aquel que nos trae la salvación, que se nos regala en ese niño que ponemos cada año en el pesebre".

Al término de la celebración, la adoración al Niño Jesús, fue solamente pararse frente al pesebre y con una significativa venia rendirle nuestra adoración al recién nacido entre nosotros. Algo muy sencillo pero cargado de gran emoción sabiendo que es él el regalo más precioso que la humanidad entera recibe en estas fiestas tan distintas y marcada por la emergencia sanitaria que nos encontramos.

Fuente: Departamento de Comunicaciones San Marcos de Arica.
Arica, 26-12-2020